28/02/2021


Noticias de guion

La productora y guionista Lita Stantic habló sobre mujeres y cine en Jujuy


 

Lita Stantic, la responsable de reconocidas producciones cinematográficas como "La ciénaga", de Lucrecia Martel y "Un Oso rojo", de Adrián Caetano, habló sobre las mujeres y su labor en la industria audiovisual argentina en el marco del Primer Festival de Cine Internacional "Ventana Andina", que se celebra en Jujuy.

"Mi pasión por el cine nace prácticamente en mi infancia, en la sala del barrio dónde veía las películas. Siempre cuento que yo era la amiga de la hija del administrador del cine en Parque Chas, entonces entraba al cine gratis. Esta amistad con Marta ha sido durante bastante tiempo, a los 12 años, junto a ella, escribíamos críticas de las películas que veíamos", recordó Lita en medio de una conferencia.

Luego, la productora diferenció el rol de la mujer en las artes audiovisuales a lo largo del tiempo: "El cine en esa época, cuando era chica, no era cosa de mujeres y pensé que iba a ser crítica de cine. Entonces estudié Periodismo y Letras y con esta última carrera vi el anuncio de un curso de guion cinematográfico y empecé paralelamente a cursarlo", destacó.

Y agregó: "A mediados de los '60 las cosas cambian para la mujer en el cine, habían más posibilidades de ingresar porque antes eran casos excepcionales. En mi caso he producido varias películas con el género femenino y siento que los equipos no desconfían de la mujer directora y no creo que sea complicado que trabajen en la Argentina. Veo que tienen la misma actitud con ellas que con los hombres que dirigen", dijo.

Más tarde, destacó las cualidades del trabajo que ejercen las profesionales: "Lo que tienen las mujeres es que tienen una mirada diferente, completa y no se da siempre. Ellas se fijan en otras cosas que tal vez pasan desapercibidas para los hombres. Pero no quiere decir que sea mejor o peor pero es bueno que se completen", manifestó.

Y sobre su único largometraje "Un muro de silencio", la directora dio detalles del mensaje que transmitió: "Quise hablar de lo difícil que es prescindir de la memoria y lo necesario que es para seguir viviendo aunque se haya pasado por situaciones muy atroces y se tengan recuerdos muy complicados y tristes. En esa película tuve algunas situaciones personales bastante terribles. Dos días antes de la filmación, mi hija decidió irse a vivir a Europa y mi madre fallece a la misma hora, luego de un largo proceso porque 7 meses atrás había sufrido un derrame cerebral. Hice la película como una especia de autómata", contó.

Además, habló de sus colegas: "Después conozco a Adrián Caetano con quien empecé a hacer 'Bolivia', una película en la que participé en algunas en partes y así fui leyendo guiones que me interesaban. Y apareció un (Pablo) Trapero, una (Lucrecia) Martee, una Paz Encina y Lisandro Alonso, con el que no hice nada pero estuve a punto porque me parece un director interesante. Y a ellos los apoyé porque me gustaron sus propuestas", resaltó.

Por último, la guionista -que reconoció haber tenido mucho temor en la época de la dictadura por "miedo de desaparecer"-, dio su visión sobre la cantidad de producciones que se proyectan: "Creo que se estrenan demasiadas películas y que muchas de ellas deberían ir a la televisión. Me parece muy bueno que no se centralice todo en Buenos Aires porque he visto mejores películas fuera que adentro. Pero se debería ser más exigente con la salida en cine porque es muy difícil si no se trata de un thriller con 4 o 5 actores muy conocidos. Entonces salen mal, no completan las vueltas y mucha gente se pierde. Hay muchos documentales que se podrían ver en la pantalla chica", concluyó.

MINUTO UNO / Noticine

04/07/2014 09:19:39

También te puede interesar:

Te recomendamos leer:

Si te ha sido útil la noticia y deseas compartirla con más personas puedes hacerlo desde aquí, pulsando los botones.