20/06/2019


Noticias de guion

Laura Mora habla sobre el lanzamiento mundial de "Matar a Jesús" en Toronto


 

Como a Víctor Gaviría, durante años el más conocido de los cineastas colombianos, paisa igual que ella, a Laura Mora le interesa hablar de fenómenos tan comunes como es el de la violencia cotidiana en Colombia, desde una óptica personal, íntimista. Así surgió "Matar a Jesús", su opera prima, que en pocas semanas verá por primera vez la luz en el canadiense Festival de Montreal, antes de viajar a San Sebastián. "Me inquietan las historias, me inquietan los seres humanos", asegura la cineasta debutante.

"Siempre fui muy curiosa: siempre me gustaron el teatro, la política, la literatura, la arquitectura, pero el cine llegó más como por defecto, por ser el dispositivo que sentía que mezclaba lo que me gustaba, la exploración de la condición humana", añade en declaraciones a Caracol Mora, que como su admirado Gaviría usó a dos jóvenes "actores naturales", sin previa experiencia interpretativa, para protagonizar este drama basado en hechos reales dolorosamente propios, que tiene que ver con la muerte y el deseo de venganza.

Paula es testigo del asesinato de su padre, profesor universitario y ve el rostro del hombre que le disparó. Desde entonces ese constante recuerdo del crimen le vuelve una y otra vez. Pasan los días y Paula se encuentra en un bar de Medellín, cuando de repente entre la multitud ve un rostro muy parecido al asesino de su padre, es un joven de su misma edad llamado Jesús, quien vive en los suburbios de la ciudad. Su primer objetivo es aproximarse a él para preparar su venganza, pero en medio de su interacción con el joven, empieza a plantearse si perpetúa la violencia o se resiste.

"Nos falta contarnos y contar la violencia. En el cine hace falta contar la violencia. Como dice Gillo Pontecorvo, una casa sin cine es una casa sin espejos, y la violencia en el cine está por contarse en el lado de las víctimas, hemos sido bastante apologéticos con la violencia, hemos tomado el lado del victimario", explica la cineasta nacida en Medellín.

Mora eligió como protagonistas, al igual que hace su admirado Gaviría, a dos jóvenes de su ciudad, no profesionales, como protagonistas, Natasha Jaramillo y Giovanny Rodríguez, y filmó su opera prima durante seis semanas en locaciones reales de la capital antioqueña, casi en orden cronológico.

Este debut, que se estrena cuando la cineasta tiene 36 años, le llega después de trabajar en la serie "Escobar, el patrón del mal" y de dirigir varios cortos de amplia trayectoria internacional. Mientras espera el estreno mundial de "Matar a Jesús" en Toronto, el próximo día 9 de septiembre, prepara nuevos proyectos: "Tengo dos ideas cocinando, quiero seguir contando la violencia que ha padecido este país".

abcguionistas

27/08/2017 16:39:32

También te puede interesar:

Te recomendamos leer:

Si te ha sido útil la noticia y deseas compartirla con más personas puedes hacerlo desde aquí, pulsando los botones.