23/09/2019


Noticias de guion

Los alumnos de 'Un verano de guion' reciben estos días el asesoramiento de Miguel Machalski, Christian Routh y Peter Andermatt

Machalski, Routh y Andermatt
Machalski, Routh y Andermatt

Miguel Machalski, Christian Routh y Peter Andermatt, los tres asesores de guion que coordinan el taller profesional del curso Un verano de guion, explicaron ayer en la Filmoteca cuáles son las claves que permiten mejorar un guion. Los tres trabajan con un grupo de 15 alumnos bastante heterogéneo, ya que en él se encuentran guionistas y directores profesionales como Miguel Alcantud (director de Impulsos y a punto ya de terminar su segunda película) o Luis Ferrándiz, que tiene dos proyectos pendientes como director (uno de encargo y otro personal), y alumnos que acaban de iniciar su andadura como autores aficionados.

Los tres profesores analizaron con los alumnos sus respectivos guiones y les hicieron ver sus puntos fuertes y débiles.

Christian Routh, actual director académico del programa Co-Pilot, indicó que "una película tiene una audiencia potencial; eso es algo que se puede saber analizando el tipo de cine que funciona y quiénes van a verlo". "Nuestra función como profesores consiste en hacerles ver a los alumnos qué películas es mejor no hacer", señaló Peter Andermatt, suizo de nacimiento, afincado desde hace 13 años en España y asesor de títulos como Habana Blues, dirigido por Benito Zambrano.

"Lo fundamental es que haya correspondencia entre lo que quiere el guionista y el guion que va a realizar; o, lo que es lo mismo, que el autor no tenga unas pretensiones que no se correspondan con el proyecto que tiene entre manos", apostilló Machalski, argentino residente desde hace varios años en París que ha trabajado en películas como Million Dollar Baby, Billy Elliot o Mar adentro.

Coincide este elenco internacional de asesores de guion en señalar que la experiencia organizada por el equipo de abcguionistas en colaboración con la Universidad y el Ayuntamiento de Córdoba sirve a los alumnos para huir de la imagen de lobo solitario que ha adquirido con el tiempo el oficio de guionista. "Es una experiencia que les permite contactar y convivir con otros autores; es tan vital que puede llegar a cambiar sus vidas", apuntó Peter Andermatt. "Pero, en realidad, al final aquí lo importante es que el taller comienza cuando los alumnos se van", remató Machalski.

Más información:

http://www.unveranodeguion.com

El Diario Digital de Córdoba



21/07/2006 09:52:48

También te puede interesar:

Te recomendamos leer:

Si te ha sido útil la noticia y deseas compartirla con más personas puedes hacerlo desde aquí, pulsando los botones.