26/07/2017


Noticias de guion

Los productores españoles abogan por una reducción en los precios

Pérez y Félez
Pérez y Félez

El balance de los seis primeros meses de 2013 para el cine español es más bien desolador. Con muchos números , los productores españoles han dibujado este martes, coincidiendo con el mercado Madrid de Cine, un panorama de decadencia que se extiende desde la propia producción nacional, que se ha reducido en dos años a menos de la mitad, y últimamente -con la agudización de la crisis- afecta también a la exhibición, con un descenso de espectadores que afecta incluso a las grandes superproducciones de Hollywood. Los productores sugieren una posible reducción general de precios u ofertas puntuales que devuelvan a los espectadores a las salas.

Si FAPAE hubiera buscado a propósito una fecha para presentar los datos actualizados del cine español en el mercado interno y externo, ninguna mejor que justo unos días después del peor fin de semana en los cines españoles de la historia. Según datos ofrecidos por la empresa especializada en control de taquilla y audiencias Rentrak, el fin de semana del 14 la 16 de junio acudieron a las salas españolas un total de 309.000 espectadores, la cifra más baja de la historia, lo que supuso una recaudación total de poco más de 2,1 millones de euros, un tercio menos que el anterior record negativo que no queda muy lejos en el tiempo ya que data de mayo de este año. De hecho en lo que llevamos de 2013 se han registrado seis de los peores fines de semana de recaudación de la historia.

Ante esta situación, el presidente de la confederación de productores españoles, Pedro Pérez ha señalado que “hay que tomar medidas contundentes. Ahora estamos en buena sintonía con las patronales de exhibición y distribución y creo que debemos actuar para recuperar espectadores, tenemos que utilizar la palanca del precio. Si el que paga piensa que la entrada de cine es cara entonces debemos activar una política de precios agresiva para hace que vuelva al cine”. En 2013 el precio medio de la entrada de cine en España es de 6,88 euros, un 4,6 por ciento más que en 2012.

En lo que va de año, ha descendido un 16,6 por ciento la recaudación y más un 20 por ciento la cifra de espectadores. Es decir que hasta el mes de junio de 2013 los cines españoles han recaudado 210 millones de euros y han vendido 30,5 millones de entradas. Para Arturo Guillén, vicepresidente de Rentrak Europa, Oriente Medio y África, la situación en España es crítica, pero no excepcional, “ya que no están funcionando bien grandes superproducciones americanas de las que se esperaba mucho más. Además, salvo en mercados emergentes como es el caso de México o Rusia, entre otros, la caída de espectadores es bastante generalizada a nivel mundial”. Solamente una única película ha superado en lo que vamos de año los 2 millones de espectadores, el filme de animación ‘Los Croods’. Sí la caída es generalizada pero en ningún sitio como en España, por ejemplo, Estados Unidos pierde solo un 5 por ciento, muy lejos del 20 de España. También cae la asistencia al cine en Francia, Reino Unido e Italia.

En opinión de José Antonio Félez, presidente de la Asociación Estatal de Cine (AEC), el descenso de espectadores no se debe únicamente a la subida del IVA a los productos culturales, hay otros factores como la proliferación de la banda ancha que no ha estado acompañada de una normativa eficaz para la protección de los derechos de propiedad intelectual.

Tampoco son buenas las noticias que vienen de la producción española. A 12 de junio de 2013, los rodajes notificados han descendido casi un 26 por ciento, 43 largometrajes en 2013 (26 de ficción,15 documentales y 2 películas de animación) frente a 58 en 2012, que ya había sufrido un descenso del 41% en 2012 respecto al año 2011, lo que significa que se ruedan menos de la mitad de películas que hace dos años. Entre 2013 y 2011 la caída de rodajes es del 56 por ciento.

Pero si la cifra de producción baja, mucho más preocupante es la reducción del coste medio de una película, que se ha reducido casi la mitad en tres años, pasando de 3 millones de euros a 1,8 millones de euros en 2012. En 2010 el coste medio de un largometraje español era de 3 millones de euros según el ICAA, en 2011 ya bajó hasta 2,5 millones de euros y a 2,2 millones de euros en 2012, mientras que en el año en curso el coste medio de una producción española es de 1,8 millones de euros. El 35 por ciento de estos rodajes notificados en 2013 son películas documentales o de bajo presupuesto, casi el 40 por ciento lo forman largometrajes de presupuesto medio y sólo el 25 por ciento cuentan con presupuesto alto. “Los presupuestos de las películas españolas son exiguos, están hechas con más voluntad que medios”, comentó Félez.

En los 27 miembros de la Unión europea se produjeron durante 2012 un total de 1.299 películas, de las que el 14 por ciento son españolas, con 182 largometrajes (incluyendo los documentales). A nivel mundial, España sigue ocupando, como el año anterior, el noveno puesto entre los países con mayor número de películas producidas y el cuarto en Europa.

Según los datos estimados la cuota de mercado del cine español en salas en España, a 9 de junio, asciende a un 17,9 por ciento, frente al 11,54 por ciento contabilizado en el mismo periodo de 2012. Este porcentaje se sostiene gracias a títulos como ‘Los amantes pasajeros’, ‘El Cuerpo’, ‘Los últimos días’ y Combustión’ y sobre todo a coproducciones minoritarias como ‘Mamá’ (Canadá 67 por ciento y España 33 por ciento) y, recientemente, ‘Fast & the Furious 6’ (Estados Unidos 61 por ciento, España 39 por ciento). De hecho, 11 películas españolas recaudaron en lo que va de año más de 1 millón de euros, aunque dos de ellas (‘Lo imposible’ y ‘El cuerpo’) eran títulos estrenados en 2012. En total estas 11 producciones españolas sumaron una taquilla de 31,6 millones de euros, aunque casi un 52 por ciento corresponde dos únicos títulos, la mencionadas coproducciones minoritarias ‘Mamá’ y ‘Fast & Furious 6’.

De hecho el mercado cinematográfico español pierde peso en el mundo. En tan solo unos años ha pasado de ser el sexto mercado en términos de recaudación mundial a la posición duodécima. España es superada ahora por países como Corea del Sur, Australia, Brasil, México o Rusia, entre otros. “Una buena parte de la sociedad española tiene prejuicios sobre el cine español. El sector debe hacer un esfuerzo para conectar con el espectador otra vez y parar esta tendencia negativa. Será difícil volver a las cifras de 2011 pero será sencillo mejorar las actuales”, concluyó el presidente de AEC.

AUDIOVISUAL 451 / Noticine

18/06/2013 22:14:58

También te puede interesar:

Te recomendamos leer:

Si te ha sido útil la noticia y deseas compartirla con más personas puedes hacerlo desde aquí, pulsando los botones.