19/10/2019


Noticias de guion

Marilyn Solaya regresa al documental sin dejar la ficción para homenajear al feminismo cubano


 

La cubana Marilyn Solaya, actriz, escritora y realizadora, alcanzó eco internacional gracias a su primera cinta de ficción, el drama trans “Vestido de novia”, premiado en varios festivales, y ahora regresa al documental con "100 años de divorci", un trabajo qe pretende difundir y dar voz a las pioneras del feminismo cubano, donde cada una de sus historias son un referente en la lucha por los derechos civiles en Cuba durante las primeras tres décadas del siglo XX. Sin embargo, su empeño va más allá, porque aparte de este documental también trabaja en un film de ficción sobre el mismo tema, que se llamará "Todas", y protagonizarán Isabel Santos y Andrea Doimeadiós.

La creación y aparición de el Club Femenino de Cuba 100 años atrás desempeñaría un papel importante dentro del movimiento feminista integrado por intelectuales, periodistas, pedagogas… que contribuyeron fuertemente con su lucha y organización a obtener muchos de los beneficios que hoy disfrutan las mujeres cubanas. "Han existido muchas historias de mujeres, la mayoría donde a ellas se les politiza. Pero ahora se trata de rescatar el legado feminista de Cuba, ponerles voz a mujeres poco conocidas justamente por este hecho", contó la cineasta a Granma.

Escribir sobre las mujeres sufragistas y feministas en Cuba forma parte de este proyecto, una iniciativa donde la realizadora Solaya va más allá de creación de una película. Conocer la trayectoria de las mujeres que integraron la historia del proceso feminista cubano es preservar la memoria y cultura de un país.

Según Marilyn Solaya, quien es una de las ocho directoras de cine cubanas que han logrado hacer un único largometraje en el país, “Todas” es una película esencialmente de mujeres, donde podemos descubrir a nuestras abuelas o bisabuelas como autenticas luchadoras.

Asimismo, Solaya también destaca otros hitos como la ley de la nacionalidad de la mujer casada (1929), mediante la cual no perdían su ciudadanía después del matrimonio; y la eliminación del adulterio como delito en 1930; así como la obtención del derecho a votar en 1934, si bien este se hizo efectivo en 1936.

Todo apunta a que el mensaje de “Todas” es directo, y junto a la nación de Cuba, que fue el primer país en Hispanoamérica en promulgar la ley de divorcio, nos recuerda que esta es una nación de mujeres a las que no se les dieron los derechos desde las sillas o sesiones de un congreso, sino que los lucharon.

Como ya defendió la cineasta, el cine tiene un compromiso atado a cambios que están llegando, dando iguales derechos tanto a hombres como a mujeres. Las mujeres que se reflejan en la película son un ejemplo a seguir por las generaciones venideras de niñas de hoy y del futuro. Y el cine es una vía a destacar y tener en cuenta para ejemplificar la familia cubana en sí.

Cuba ha sido una nación que ha hecho mucho por la equidad de género, desde la Federación de Mujeres Cubanas. Pero este es el aporte de artistas, investigadores, juristas, de un grupo de personas comprometidas, del arte, que tiene una función esencial en el cambio.

El proyecto de largometraje de ficción sobre las sufragistas cubanas surge como resultado de largas charlas, lecturas, debates y caminatas por la ruta de estas mujeres que hicieron historia en Cuba y en el mundo.

abcguionistas

27/08/2018 09:17:31

También te puede interesar:

Te recomendamos leer:

Si te ha sido útil la noticia y deseas compartirla con más personas puedes hacerlo desde aquí, pulsando los botones.