06/08/2020


Noticias de guion

Milos Forman y Jean-Claude Carrière presentan "Los fantasmas de Goya"


"Los fantasmas..."

"Bardem está rodando en la selva suramericana. De Natalie Portman sólo sé que su publicista le prohibió venir a España", fue la explicación del checo Milos Forman sobre la ausencia de Javier Bardem y Natalie Portman en la presentación oficial de "Los fantasmas de Goya", película que tiene a esos intérpretes como grandes estrellas y que llegará a las pantallas españolas el viernes.

A pesar del faltazo de Bardem y Portman, Forman estuvo acompañado de parte del reparto -Stellan Skarsgard, Randy Quaid, José Luis Gómez y Blanca Portillo-, el productor Saul Saentz y el guionista Jean Claude Carriere en su comparecencia ante la prensa, con motivo del lanzamiento comercial de "Los fantasmas de Goya". "Es maravilloso volver a estar aquí, no sólo por la comida española, sino por los buenos recuerdos que guardo del rodaje. Sentí el calor de la gente que me acompañó, tanto delante como detrás de la cámara", indicó de buen humor el director de "Alguien voló sobre el nido del cuco" o "Amadeus", quien días atrás había confesado temer a defraudar a los españoles con su visión de la España del siglo XVIII.

"Los Fantasmas de Goya" recrea los últimos años de la inquisición española, a través de una historia que involucra a Francisco Goya (Skarsgard), el inquisidor Hermano Lorenzo (Bardem) y una joven musa del artista (Portman), que es acusada de hereje y enviada a prisión, transformándose en una víctima de esos tiempos convulsos.

"Esa parte de la Historia de España es, para mí, un eco de lo que fue mi lucha contra los nazis y los comunistas", explicó Forman, quien con esta película buscaba mostrar como los mismos errores se repiten una y otra vez en la Historia. "El guion lo terminamos meses antes de que comenzaran los conflictos de Oriente Medio. Hoy parece que están reproduciendo ese guion. Siempre se cae en lo mismo. Es complicado buscar una lógica a la Historia", precisó.

Sin embargo, no se ha buscado tomar una postura al respecto, sino ofrecer los hechos para que el espectador saque sus conclusiones. "No estamos aquí para juzgar, pero sí retratamos como la Inquisición cruzó la línea entre lo que es aceptado y lo que no. Hemos contado una historia entre el fanatismo y el pragmatismo que deja claro que siempre sufren los inocentes", dijo Forman, a lo que Carriere agregó: "Nunca pensamos en ofrecer el lado negro o luminoso de un país ni de un personaje. Además, la película no es un libro de Historia, sino que cuenta una historia, no la Historia con mayúsculas. Y nuestro objetivo no es decir quiénes son los buenos y los malos".

"Muchas veces los libertadores no se dan cuenta de lo que va a ocurrir después de la liberación. Muchos españoles vivían de la caridad de la Iglesia y los libertadores eran vistos como invasores, lo cual es una paradoja", comentó Forman. "Hay un peligro ahora en eso de imponer la democracia y la libertad. De eso trata la película", añadió el coguionista, el célebre como colaborador entre otros de Luis Buñuel.

© abc guionistas

08/11/2006 07:25:52

También te puede interesar:

Te recomendamos leer:

Si te ha sido útil la noticia y deseas compartirla con más personas puedes hacerlo desde aquí, pulsando los botones.