23/09/2019


Noticias de guion

'Mis guiones tienen 33,32% de autobiográficos', afirma el guionista Fernando Castets en el seminario "Un verano de guion"


 

Castets intervino esta semana en Córdoba en el seminario 'Un verano de guion' en la Filmoteca de Andalucía y aclaró que el reflejo del guionista en sus historias 'no se puede calcular', pero aseguró que 'la manera de ver el mundo del autor es algo que no puede evitar, siempre habrá una parte autobiográfica en los guiones'.

El guionista contó que la película 'El hijo de la novia' está basada en la historia real del director, Juan José Campanella, cuya madre estaba enferma de Alzheimer.

Además, relató, ''Luna de Avellaneda' se rodó en un club de Buenos Aires y, al comienzo, la historia iba a ser sobre fútbol', pero, al asistir a una comisión directiva, se inclinaron por contar la historia de las personas del club.

En realidad, Castets fue coguionista de ambos filmes junto con Campanella, a quien conoció durante sus estudios de cine en Buenos Aires y con quien pronto compartió su predilección por 'la comedia y las historias cercanas'.

Definió al director argentino como 'un guionista que luego dirige la película' más que 'un director que modifica y se mete en el trabajo del guionista cuando está rodando'.

Existe tanta compenetración entre ambos argentinos que en el proceso de elaboración de los guiones convivían 'como un solo guionista escribiendo dieciséis horas en lugar de dos escribiendo ocho horas cada uno'.

El final de 'El hijo de la novia' les cayó del cielo, cuando al padre del director se le ocurrió casarse por la iglesia con su mujer enferma, lo traspasaron a la pantalla y no ocurrió en la vida real.

'La historia de un hombre que, preocupado por lo urgente, se olvida de lo importante', resumió esta película Castets, a pesar de no tener muy claro la utilidad de las definiciones.

Acerca de 'Luna de Avellaneda', dijo que muestra una forma de vida en la que 'ocho horas se trabaja, ocho son para el ocio y otras ocho se duerme, lo que ya no ocurre'.

Castets insistió en que sus personajes son 'complejos como el hombre cotidiano, ni malo ni bueno' y que sus personajes muestran 'no sólo las miserias sino también las virtudes'.

Aconsejó a quienes comienzan a escribir guiones que 'cuenten historias con las que se identifique la gente' y subrayó que 'lo importante es lanzarse a una idea sin que importe lo que te digan'.

'Un productor nos dijo que olvidásemos el personaje de la madre con Alzheimer en 'El hijo de la novia' y que nos centrásemos en la historia de amor del hijo', explicó Castets, quien declaró que 'lo malo no es quien propuso eso', sino que le hubieran 'hecho caso'.

Su último guion trata sobre una chica argentina que emigra a la tierra de sus antepasados 'sin ningún motivo' y que recala en el pueblo de Betanzos, donde la película, titulada 'Abrígate', está en proceso de rodaje, bajo la dirección de Ramón Costafreda.

A su vuelta a Buenos Aires, Castets retomará la redacción de un guion sobre 'la vida de un futbolista que es muy interesante porque no ascendió en la vida y luego cayó, sino que provenía de una familia acomodada, llegó a ser un futbolista famoso y terminó comiendo papel en un psiquiátrico'.

'La biografía de esta persona me llamó la atención cuando leí que había comprado el título de abogado', manifestó el guionista argentino, quien confesó que quiere contar 'una película llevando la historia hacia adelante y hacia atrás'.

La cinta estará producida por Salter Salles, el creador de 'Ciudad de Dios' y director de 'Estación central' y 'Diarios de motocicleta'.

EFE


23/07/2006 17:22:33

También te puede interesar:

Te recomendamos leer:

Si te ha sido útil la noticia y deseas compartirla con más personas puedes hacerlo desde aquí, pulsando los botones.