21/07/2019


Noticias de guion

Pixar descubre México con "Coco"


 

Hay muchas formas de luchar contra la xenofobia respaldada por el actual presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, y sin duda una de las más efectivas será "Coco", cuyas primera "imágenes conceptuales" acaban de difundirse. Si el estudio de animación por computadora propiedad de Disney nos tiene acostumbrados a la fantasía, animalitos y criaturas sobrenaturales, su estreno de las Navidades 2017 marca un importante cambio hacia aspectos mucho más realistas en esta historia protagonizada por un niño mexicano alrededor de la celebración del Día de los Muertos, escrita por Adrián Molina.

Miguel, de 12 años, es el nuevo héroe de la cinta que dirige el veterano del estudio Lee Unkrich quien la califica como "una carta de amor a México". El elenco de voces incluye a hispanos como Gael García Bernal, quien interpretará a un esqueleto, el debutante Anthony González como Miguel y el descendiente de peruanos Benjamin Bratt.

El protagonista, un aspirante a músico, siente una gran conexión con su bisabuela, Mamá Coco. En vísperas de Día de Muertos, ingresa en el mausoleo de la familia Cruz para tomar prestada la famosa guitarra de cráneo que cuelga allí para que pueda entrar en un concurso de talentos y convencer a su familia de volver a abrazar la música, prohibida por años como consecuencia de una oscura historia del pasado. Cuando el niño por primera vez toca la guitarra, se convierte en una especie de fantasma vivo. Su familia ya no puede verlo, pero Miguel ahora puede ver a todos sus antepasados muertos -que parecen esqueletos fantasticamente decorativos- y cruza un puente brillante hecho de pétalos de flores de caléndula para ingresar en la Tierra de los Muertos. En el lugar, basado en la ciudad mexicana de Guanajuato- conocerá al que se será su esquelético compañero de viaje, Héctor (García Bernal), y emprenderá el camino para resolver la maldición familiar.

La gestación del proyecto se inició hace seis años por parte de Disney, que cometió un grave error. Quiso registrar como marca comercial "Día de los Muertos", lo que generó la indignación de la comunidad mexicana y de los hispanos en Estados Unidos. La cruzada a través de las redes sociales disuadió al estudio, que decidió replantear el proyecto de arriba a abajo. Lo puso en manos de Pixar y de Unkrich, quien ahora admite que fue una equivocación ese intento de apropiación de la tradición mexicana. Las protestas tuvieron una muy positiva consecuencia, con la inclusión en el proyecto de personalidades culturales como Octavio Solís y Marcela Davison Avilés, para asegurarse de que las tradiciones del Día de los Muertos fuesen respetadas.

El avance del film que en exclusiva pudieron ver días atrás un grupo selecto de periodistas dejó muy buen sabor de boca. Esteticamente, marcará el paso de la imagen digital a una mucho más "pictórica", elaborada y tradicional.

Pero, en todo este tiempo, "Coco", como se llamará la cinta, ha adquirido un valor inesperado, la capacidad de cambiar conciencias y tender puentes culturales entre hispanos y gringos. Mientras el riesgo subsiste para miles y miles de inmigrantes de ser deportados si Trump hace realidad sus promesas electorales, los niños estadounidenses, que serán destinatarios finales de una película para todo público, pueden verse identificados con el mensaje de una historia culturalmente alejada de ellos. El conocimiento es el mejor antídoto contra la intolerancia. Y posiblemente "Coco" se convertirá en un arma poderosa contra la xenofobia.

abcguionistas

15/01/2017 18:10:20

También te puede interesar:

Te recomendamos leer:

Si te ha sido útil la noticia y deseas compartirla con más personas puedes hacerlo desde aquí, pulsando los botones.