04/03/2021


Noticias de guion

"Salvando al soldado Pérez"... ¿humor de narcos en mal momento?

Beto Gómez
Beto Gómez

Ya desde el título se adivina su tono de farsa, pues alude inequívocamente al film de Steven Spielberg, "Salvando al soldado Ryan" (1998). Pero la trama de "Salvando al soldado Pérez" no está ambientada en la Segunda Guerra Mundial, sino en la Guerra de Irak, cuando un grupo de pistoleros y narcotraficantes mexicanos va en búsqueda de un paisano que ha ido a pelear con el ejército de Estados Unidos y que se ha perdido en esas tierras lejanas.

La última producción de Lemon Films ("Matando cabos", "Kilómetro 31"), finalmente llegará esta semana a las salas de cine de México con 250 copias, después de cinco largos años de preparación y dos de producción que parecían interminables. También llega con el sello de ser una de las películas mexicanas más caras de la historia, cercana a los 5 millones de dólares (algunos han manejado la cifra de 10 millones).

Pero quizás la pelea más fuerte que aún le espera al Soldado Pérez es el momento en que llega, cuando el país vive el momento más cruento de la guerra contra el narcotráfico y, difícilmente, los narcotraficantes como héroes de ficción despiertan simpatía entre la gente común. Puede pensarse que muy pocas personas estarán con ganas de reírse de las hazañas de estos criminales aunque sea en clave cómica, menos aún después de tanta sangre, decapitados, extorsiones, secuestros. Tal vez si se hubiera estrenado hace cinco años...

Sin embargo, los productores han intentado eludir este espinoso ángulo y reorientar el film hacia el público familiar. Apenas el viernes pasado fue su premiere en Torreón, en cuyas inmediaciones fue rodada la película.

"Salvando al soldado Pérez", dirigida por el sinaloense Beto Gómez (Puños rosas), fue escrita por él mismo al alimón con Francisco Payó.

A la premiere en la Comarca Lagunera (al norte de México) acudieron los actores Miguel Rodarte, quien lleva el papel protagónico, así como Rodrigo "Roca" Oviedo, Gerardo Taracena, Marius Bega, Juan Carlos Flores, así como el director Beto Gómez, el productor Billy Rovzar y Pato Safa, de Terregal Films. Además, en la película participan los comediantes de televisión Adal Ramones y Jaime Camil.

“Es una película para toda la familia, cuidamos mucho que no hubiera groserías, que no hubiera drogas… aquí vamos a divertirnos y es aventura, comedia y acción”, dijo Rovzar al diario Vanguardia durante la alfombra roja de la cinta rodada en las Dunas de Bilbao de Viesca en 2008, con el apoyo de la productora lagunera Terregal Films y el Gobierno de Coahuila.

“El hecho de hacer una parodia al respecto, ilustra lo absurdo que es la guerra”, comentó Rodarte. “En la película no es el tema (el narcotráfico), simplemente es circunstancial, para darle credibilidad”, puntualizó.

“Cuando nosotros filmamos, la situación comenzaba apenas a ponerse desagradable”, dijo Beto Gómez.

Por otro lado, es cierto que el mismo tono de farsa funcionó con la película más taquillera de 2010, "El Infierno", de Luis Estrada, que también se asomó al mundo violento y cínico del narcotráfico. Quizás estas películas sean una forma de exorcismo que necesita el público mexicano.

© CorreCámara-abc guionistas

15/03/2011 19:06:16

También te puede interesar:

Te recomendamos leer:

Si te ha sido útil la noticia y deseas compartirla con más personas puedes hacerlo desde aquí, pulsando los botones.