13/11/2018


Noticias de guion

La asamblea crucial para el futuro de los autores colombianos


 

El próximo 19 de octubre tendrá lugar una Asamblea Extraordinaria de REDES, Red Colombiana de Escritores Audiovisuales, en la que sus miembros tendrán la oportunidad de prestar oído y poner voz ante la gestión que ha llevado a los autores colombianos a un progreso histórico jamás antes conseguido, así como a determinar el rumbo próximo a seguir.

A punto de consolidarse algunos de los logros que llevarían al autor colombiano a situarse en una posición económica y estratégica no alcanzada hasta la fecha, estos, sin embargo, podrían estar en peligro debido a un crudo debate interno de la entidad, que llega en momento poco oportuno.

Idependientemente de cualquier buena voluntad de los implicados, los frutos obtenidos bajo la presidencia de Alexandra Cardona en los últimos años, fundamentales para el posicionamiento del autor audiovisual colombiano, podrían verse comprometidos en caso de existir aconteceres que hicieran tambalear la culminación y asentamiento de los mismos. Entre tales frutos, cabría recordar:

- La aprobación de la Ley Pepe Sánchez (promovida junto con DASC - Directores Audiovisuales Sociedad Colombiana) que permite a los autores audiovisuales recibir una remuneración equitativa por la comunicación pública de sus obras.

- El ingreso de REDES en la Confederación Internacional de Autores y Compositores (CISAC), sociedad que cuenta con 238 sociedades miembros en 121 países, y representa a más de cuatro millones de creadores de todas las áreas geográficas y todos los repertorios artísticos.

- La designación como observadora del Comité Ejecutivo de Writers & Directors (comité ejecutivo que representa a todos los autores del audiovisual del mundo ante CISAC).
Acuerdos de apoyo financiero para funcionamiento administrativo de REDES por parte de CISAC y ADAL (Alianza de Directores Audiovisuales Latinoamericanos).

- Ser miembro Fundador del Comité Latinoamericano de Guionistas y Dramaturgos (ALGyD) junto con las sociedades de Argentina (Argentores), México (SOGEM), Brasil (GEDAR), Chile (ATN) y Uruguay (AGADU).

- Capacitación por parte de Argentores y DAC (Directores Argentores Cinematográficos), en Buenos Aires, para dos miembros administrativos de REDES que deben operar el software de recaudo y administración.

- Acuerdos de asesoría permanente y gratuita de importantes directores de Sociedades de Gestión Colectiva del mundo.

- La firma de 7 convenios internacionales de reciprocidad que permiten recaudar dinero para los autores colombianos cuyas obras se han emitido en esos países: Argentores (Argentina), SGAE: Sociedad General de Autores y Editores (España), ATN - Sociedad de Directores Audiovisuales, guionistas y dramaturgos (Chile), ALCS - Authors' Licensing and Collecting Society (Reino Unido), AIPA - Zavod Za Uveljavljanje Pravic Avtorjev Izvajalcev In Producentov Del Slovenije, K.O. (Eslovenia), AWG Authorship Collecting Society (Australia) y ZAPA - The union of Audiovisual Authors and Producers (Polonia).

A estos frutos se le debería sumar una serie de convenios que se están gestionando con diversos países, así como las herramientas de uso internacional para inscribir a los autores colombianos en IPI, lo que facilita el cobro de sus derechos de autor (regalías) en cualquier lugar del mundo.

Más allá de esto, el pasado 28 de septiembre REDES entregó la nueva solicitud a la DNDA para ser Sociedad de Gestión Colectiva (SGC). De prosperar dicha solicitud, el autor colombiano estrenaría un nuevo zénit de posibilidades, y REDES experimentaría una situación parecida a la que se dio en ALMA y DAMA en España, donde la evolución natural sería la disociación de la Asociación frente a la Entidad de Gestión recaudatoria, cada una apuntando a sus fines.

Es justo destacar que la presidencia de Alexandra Cardona, además de acercar al autor audiovisual colombiano a esta prometedora realidad, participó activamente en la protección de los derechos de los autores frente a dos proyectos de ley que cursaron en la pasada legislación del Congreso de Colombia y que podrían afectar tales derechos. Asimismo, el debate interno sucede en un momento de pleno trabajo sobre la demanda de inexequibilidad de la Ley Pepe Sánchez presentada ante la Corte Constitucional. Si la demanda llegara a prosperar podría dejar al autor colombiano sin la recaudación de sus derechos de autor.

Lo que está en juego a escala macro, sin embargo, está siendo amenazado por problemas a escala micro.

Diversas renuncias en el seno de REDES por motivos de relaciones interpersonales y factores emocionales, han resultado ya en retrasos en las gestiones de la capacitación pactada con Argentores y DAC, fundamental para la agilidad del proceso.

La más reciente renuncia, la de la hasta ahora presidenta, conductora y responsable directa de negociaciones, representaciones y relaciones establecidas que han dado los frutos enunciados, podría significar un derrumbe del progreso conquistado, y un precio muy caro a pagar para el autor colombiano.

Por lo tanto, tal renuncia solo parece tener sentido si tiene como objetivo el informar a la Asamblea de las discrepancias que están poniendo en peligro los propósitos mayores de todos los autores, para que esta ejerza su poder democrático para decidir el rumbo a seguir y, finalmente, si revalidar o no a la presidenta en el cargo, dependiendo de si se juzgan convenientes y deseables las gestiones que hasta ahora ha llevado a cabo.

En cualquier caso, el progreso del autor colombiano no debería estar amenazado por disputas internas cuando la batalla a presentar debería estar fuera y no dentro. Se trata de una situación crucial y excepcional por el momento en que se produce, y exige miras altas por encima de cualquier otra perspectiva.

Dichas miras quedan reflejadas en una inteligente carta donde más del 20% de socios ha solicitado que se realizara una Asamblea General Extraordinaria, tal cual se prevé en los estatutos, con el fin de recibir un informe por parte del Comité de Vigilancia de REDES sobre lo que ocurre en el Consejo Directivo para que, ante la inoportunidad de los hechos en el momento actual en el que se producen, sea la Asamblea General quien determine cómo afrontar la situación que se vive en la entidad.

Ante la importante lista de frutos conseguidos y en vías de consecución directamente relacionados con el progreso del autor audiovisual colombiano, parece poco recomendable interrumpir una gestión hasta ahora eficaz para someterla al azar o a un cambio que pudiera evaporar los logros antes de consolidarlos. En consecuencia, todo parece indicar que los miembros de REDES, afrontan en su próxima asamblea, una oportunidad de revalidar la cohesión que les ha llevado al progreso actual, crucial para su futuro, y la ocasión para evitar cualquier decisión visceral potencialmente "suicida", por las serias consecuencias que para la consolidación de los logros para el autor audiovisual colombiano y para la viabilidad de la propia entidad se podrían desencadenar.

En este momento histórico, las decisiones que tome, en un sentido o en otro, la Asamblea de REDES decidirá, en positivo o negativo, no solo su futuro sino el de todos los autores audiovisuales colombianos, por lo que el momento llama a un ejercicio de responsabilidad, así como de serenidad y miras altas a todos sus miembros. La mejor virtud será poner la vista en el horizonte amplio para que las gestiones iniciadas sean culminadas por quien tenga un probado know-how de cómo hacerlo, y evaporar cualquier discrepancia o rencilla en un momento donde la unidad entre los autores parece hacerse más precisa que nunca y debe ser el único estandarte a perseguir.

La asamplea del día 19 será, pues, crucial para el autor colombiano de REDES, quien deberá ejercer su responsabilidad participando en el proceso, cuyo resultado puede afectar de forma determinante el futuro de todos los autores audiovisuales del país.

De lo que los miembros de REDES determinen en su asamblea dependerá que la panorámica de los derechos de autor en Colombia evolucione o involucione a corto plazo. Así, el autor colombiano tiene ante sí un deber, más que una oportunidad, de estar presente en la histórica reunión que podría inclinar la balanza en un sentido u otro.

Los pasos correctos podrían llevar en poco tiempo al autor audiovisual colombiano a un estado hace años ni siquiera soñado, donde no solo recibiría mayor reconocimiento y mejores condiciones para desempeñar su trabajo, sino también una mayor recompensa económica por sus obras, tanto en el marco nacional como en el extranjero.

Desde Abcguionistas, esperamos que prevalezca la unión y la altitud de miras para que pueda concluirse el trabajo iniciado y alcanzar cuanto antes el estado deseado para todo el colectivo de autores audiovisuales.

15/10/2018 17:35:53

Comentarios:

También te puede interesar:

Te recomendamos leer:

Si te ha sido útil la noticia y deseas compartirla con más personas puedes hacerlo desde aquí, pulsando los botones.