25/08/2019


Noticias de guion

X Jornadas Profesionales Guionistas y Mercado Audiovisual organizadas por Abcguionistas y Ars-Media


 

Los días 6, 7 y 8 de diciembre se celebraron en Madrid las X Jornadas Profesionales Guionistas y Mercado Audiovisual, organizadas por Abcguionistas y Ars-Media, que han contado con la participación como ponentes de un grupo profesionales de primera línea tanto del cine como de la televisión. Estos guionistas, asesores de guion, jefes de desarrollo, directores y productores  facilitaron a los asistentes las claves de inmersión en el mercado audiovisual, a través de una serie de variables que entran en juego a la hora de desarrollar un proyecto: la situación del audiovisual en general; la situación del guionista en particular; el marco legal; las vías de acceso ortodoxas y las vías de acceso alternativas.

El creador de las clásicas jornadas y encargado de conducirlas durante los tres días, Valentín Fernández-Tubau, abrió las intervenciones explicando la situación actual de los guionistas y animando a los presentes a que conozcan bien el mercado audiovisual antes de mover un proyecto. El director de Abcguionistas y Ars-Media afirmó que el 70 por ciento de los proyectos se mueven gratuitamente y añadió que esto supone “derivar el riesgo empresarial al guionista”. Fernández-Tubau aconsejó el intentar conseguir siempre un contrato de opción para que el productor se involucre en la venta del guion y hacer una investigación previa para saber “a qué productora se manda un guion”.

En este sentido, un factor básico es la presentación de proyectos, aspecto que abordó Daniel Remón en su charla. Para el guionista de Casual Day, una manera de entrar en la industria es, precisamente “olvidarse de ella” y hacer lo que realmente se quiere. “Si haces un proyecto pensando en agradar a alguien o por obligación no tendrá personalidad” añadió Daniel Remón, que animó a los guionistas a hacer el mejor trabajo posible y a perseverar. El autor de Cinco metros cuadrados pasó entonces a explicar los elementos esenciales de la sinopsis, la memoria y el tratamiento y afirmó que es importante “enganchar al productor”, pero sobre todo escribir con interés y pasión. Más allá de los elementos técnicos del proyecto, como escribir en presente, con pocos adjetivos o incluyendo alguna referencia, Daniel Remón aconsejó escribir sobre lo que se conoce y hacerse preguntas: “¿Qué tiene esta película que no tienen otras? ¿Por qué tengo que ser yo el que cuente esta historia?¿Por qué va a ir alguien a verla al cine?”

La tarde del sábado estuvo dedicada a la producción de cine con la presencia de los productores Gonzalo Salazar-Simpson, Gustavo Ferrada y Mikel Lejarza. Abrió el turno Gonzalo Salazar-Simpson, que apuntó que lo primero que hay que hacer para mover un proyecto es buscar un productor y “conseguir que te reciba”. Salazar-Simpson insistió en la importancia de conseguir una reunión cara a cara con quien quieres que produzca la película para hacer un pitch y conseguir que el guion sea leído. “Haceos los graciosos, los crípticos, los duros... lo que veáis que sea necesario para que nos leamos el guion. Decid en cuatro minutos los cuatros valores que tiene la película y por qué tenemos que hacerla” afirmó el productor de Ocho apellidos vascos. También dijo con rotundidad que no hay que mencionar que la película es barata. “No buscamos películas baratas, buscamos películas que nos gusten, buenas historias”, añadió y aseguró que si el productor está entusiasmado con el guion, lo moverá. El director de La Zona afirmó que en su productora importa “el qué y no el cómo” y concluyó aconsejando a los guionistas que trabajen en muchas historias, y no solo en formato de guion.

Gustavo Ferrada, por su parte, hizo un símil de la figura de productor como si fuera el personaje de un guion e invitó a pensar en cuál era su objetivo dramático: vivir de producir películas. Para ello, Ferrada dijo que necesitaba motivación. “Yo te voy a dar diez minutos de atención; si a los tres minutos no me has enganchado, me pongo a mirar el whats app” afirmó el fundador de Convoy Films y añadió que el pitching es como “entrar a ligar en la discoteca: tienes que conseguir que me fije en ti”. Gustavo Ferrada confesó que no puede vender un guion que no le entusiasme y en parte porque en el cine se juega a largo plazo. “Una película se tarda en hacer dos o tres años y hay que arriesgar. Tienes que intentar adivinar que se va a consumir en el futuro y también conocer qué está haciendo la competencia” concluyó.

Mikel Lejarza, abrió su intervención con una frase: “Los que tengan una buena historia que contar estarán sentados en la mesa”. Con esta afirmación el presidente de Atresmedia Cine sentó las bases de su charla y añadió que en el cine “sin guionistas no hay nada”. También quiso aclarar que Atresmedia Cine no es una televisión, sino una productora dentro de un grupo de comunicación. En este sentido, explicó que reciben proyectos de tres maneras: de manera individual de un guionista, a través de productoras o bien los desarrollan “in house”, con ideas de la casa. En cuanto a su línea editorial, Lejarza afirmó que quieren “de todo”, ya que su público es generalista y que su objetivo es “producir el mayor número de películas posible”.

El bloque dedicado a televisión lo abrió José Luis García Berlanga que se consideró partidario de hacer cosas diferentes a las que se están haciendo y dejar las historias reposar algún tiempo. “Es mejor luchar por algo en lo que creéis, pero también os pueden llamar para un encargo... ¡hacedlo todo! Luchad por vuestra serie, pero no perdáis toda la vida por una sola historia”, recomendó el guionista, director y productor. Berlanga, que está desarrollando una serie sobre Cervantes, aseguró que en televisión es fundamental “trabajar en equipo” y también “estar al día de lo que se hace en otros países”.

Siguió el turno José Morillas, quien es experto en modelos de Radio Televisón pública y desgranó en este caso los elementos de RTVE, donde trabaja desde hace veinticinco años. Morillas explicó que en Televisión Española no está reglada la vía de entrada de los proyectos y animó a los guionistas a presentar los suyos de manera individual, sin tener que depender obligatoriamente de una productora. “El valor lo tiene el proyecto”, añadió y también dio esperanzas para quienes no tienen un proyecto propio que pueden acceder al ente como guionistas externos por obra y también a través de otros canales alternativos como la web o cadenas como Boing o Clan.

En esta línea fue la intervención de Manuel Ríos, quien afirmó que un guionista no puede “dejar pasar una oportunidad”, pero que debe “estar preparado” e “ir con actitud”. El exdirector de BocaBoca confesó que acceder al mercado laboral de la televisión es difícil y animó a los aspirantes a probar haciendo, por ejemplo, webseries. Precisamente sobre webseries habló Cristóbal Garrido en su charla y manifestó que lo más importante a la hora de crear un proyecto de este tipo es la “libertad creativa”. El creador de Con pelos en la lengua recomendó “no intentar hacer televisión, es otro formato”, y buscar un público y unos nichos de mercado específicos.

También hubo espacio para las producciones low cost a cargo de Hugo Serra, que impartió una charla sobre el tema explicando aspectos claves de este tipo de obras como puede ser la financiación o la distribución. Hugo Serra, que ha dirigido junto a Daniel San Román el documental Baratometrajes 2.0, asegura que la autoproducción está bien para cumplir “el sueño de ser cineasta”, pero que difícilmente sirve para “crear industria”. En la misma línea va el discurso de Luis María Ferrández, director de La pantalla herida, otro documental que analiza la situación actual del cine español. Ferrández asegura que “hay tantas formas de ver el audiovisual como personas” y confesó que no tiene coche porque se ha gastado todos sus ahorros haciendo cortometrajes. Con esta anécdota dio a entender que la industria audiovisual es difícil y hay que “trabajar duro”, pero también afirmó que con esfuerzo se puede conseguir sacar adelante las ideas.

Y sobre ideas y la forma de protegerlas habló José Luis Acosta, quien afirmó que “todo empieza por los autores y si no hay nadie que se pone a crear todo lo demás no existe”. El presidente de SGAE dio algunos apuntes sobre la propiedad intelectual y aseguró que “si existe la marca España, es precisamente la cultura”. El guionista y productor concluyó: “Queremos crear y comer. Si creas y no comes, algo falla”.

Las jornadas terminaron con el bloque dedicado al pitching, primero de la mano de María José Díez, que aportó las claves de un buen pitch, según ella “la primera puerta hacia la venta de un proyecto”. Díez explicó que un pitch hay que escribirlo, ensayarlo y testearlo con amigos. “No se improvisa nada”, afirmó y quiso dejar claro que lo más importante es despertar la curiosidad del productor. Esto es lo que intentaron precisamente los asistentes de las jornadas ante Virginia Yagüe, con quien practicaron los consejos adquiridos. Yagüe, que es productora ejecutiva de Shine Iberia escuchó los proyectos y les dio réplica aconsejando a los guionistas en qué punto debían mejorar y cuáles debían fomentar.

Recogiendo esto último, Valentín Fernández-Tubau puso fin a los tres intensos días de jornadas  hablando de la importancia de la visibilidad en un guionista y dando algunas recomendaciones para aumentarla, como por ejemplo crear otro tipo de obra más allá del audiovisual y estar muy presente en redes sociales.  En esta línea, Ars-Media está desarrollando el proyecto Marca de Autor.

La mayor parte del cuantioso volumen de información relativa al acceso al mercado audiovisual que se proporcionó a lo largo de las jornadas estará disponible en breve en el universo online.

 

15/12/2014 21:39:06

Comentarios:

También te puede interesar:

Te recomendamos leer:

Si te ha sido útil la noticia y deseas compartirla con más personas puedes hacerlo desde aquí, pulsando los botones.