28/03/2017


Noticias de guion

La ministra de Cultura presenta un balance positivo de 2005 y asegura más dinero para el cine

Calvo
Calvo

En el mes de diciembre el Ministerio de Cultura había presentado un informe con el balance del cine español correspondiente al 2005, del cual se desprendía un aumento en la cuota de mercado, en la cantidad de espectadores y en la recaudación del cine nacional. Ahora, la ministra de Cultura, Carmen Calvo, ha dado a conocer el balance final tomando todo el año, así como las líneas básicas de apoyo a la industria cinematográfica puestas en marcha por el Ministerio.

El cine español ha terminado 2005 con una cuota de mercado del 16,74%, lo que representa un crecimiento de casi 3,5 puntos con respecto a 2004. Esta cuota de mercado es la segunda mejor de los últimos 15 años después de 2001, año en que se superó el 17%. Por lo que respecta al número de espectadores, la cifra absoluta se sitúa en 20,9 millones, lo que representa un incremento de 1,7 millones en comparación con 2004. El cine español recaudó casi 105 millones de euros; 12 millones más de euros que el año anterior.

El incremento de espectadores y recaudación se sustenta en el éxito de numerosos y variados títulos. Con datos a 31 de diciembre, cuatro películas han logrado más de un millón de espectadores (Torrente 3, El reino de los cielos, Princesas y El penalti más largo del mundo). Esta cifra iguala a la de 2004, si bien habría que sumar Los dos lados de la cama, estrenada en diciembre. Seis películas lograron más de medio millón de espectadores (7 vírgenes, Sahara, Tapas, Habana Blues, Camarón y Frágiles), frente a las cuatro de 2004. Asimismo, siete largometrajes superaron la cuota de los 250.000 espectadores (La vida secreta de las palabras, El Método, Obaba, Semen, Reinas, Ninette y Un rey en La Habana), cuando el año anterior sólo cinco habían conseguido superar ese listón. Es decir, 18 películas se han ganado ampliamente el favor del público en las salas de exhibición.

Estos datos positivos del cine español se han producido en un año en que la asistencia de público a las salas de exhibición españolas se ha reducido en 18 millones de espectadores, a consecuencia, sobre todo, del declive del cine estadounidense en las pantallas españolas, el cual ha registrado una caída de casi diez puntos en su cuota de mercado en España al pasar de 69,74% en 2004 al 60,24% en 2005. Sin embargo, la cuota del cine europeo, incluido el español, ha ascendido diez puntos, desde el 27,2% de 2004 al 37,18% el año pasado, lo que indica que se está generando un mayor equilibrio en las preferencias de los espectadores.

El descenso global en la asistencia a las salas de exhibición, que se ha producido en todos los países occidentales, se debe básicamente a la existencia de otras formas de disfrutar el cine, especialmente en el ámbito doméstico a través del DVD, así como a la competencia de nuevas formas de ocio. Además, en este declive también incide la piratería, actividad contra la que el Gobierno ha puesto ya en marcha una serie de acciones dentro de su Plan Integral, liderado por el Ministerio de Cultura.

Otro de los aspectos que fundamentan la vitalidad del cine español en 2005 es el aumento en el número de producciones. Durante el año pasado se realizaron en España 142 largometrajes, nueve más que en 2004 y el mayor número de las dos últimas décadas, mientras que 30 películas se encuentran en proceso de postproducción. De estos 142 largometrajes, 53 se han realizado en régimen de coproducción con otros países. En este sentido, Francia, Reino Unido e Italia son los países europeos con los que más se ha colaborado y Argentina y Chile las naciones latinoamericanas que en mayor medida han participado en coproducciones con España.

Al objeto de mejorar la realidad del sector cinematográfico en España, el Ministerio de Cultura ha articulado un Plan de acción sobre el cine español. Este Plan afecta a todos los sectores relacionados con la industria cinematográfica, desde los creadores a los productores, pasando por los distribuidores o los exhibidores.

Dentro del Plan se han dado dos importantes pasos: el incremento del Fondo de Protección a la Cinematografía que, de los 33 millones de euros con que estaba dotado en 2004 ha pasado a 64,5 millones en 2006, y la creación de la Sociedad de Garantía Recíproca Audiovisual Aval S.G.R. con el fin de respaldar la obtención de préstamos para inversión que soliciten los diversos agentes cinematográficos. El capital fundacional de esta sociedad ha sido aportado por el ICAA y Egeda (Entidad de Gestión de Derechos de los Productores Audiovisuales) con tres millones de euros cada uno.

En los presupuestos de 2006 se ha previsto una compensación extraordinaria de 4.294.000 euros aplicados al Fondo de Protección. Esta cantidad compensará a aquellos productores cuyas películas se estrenaron en el segundo semestre de 2002 y que vieron disminuidas las ayudas a la amortización que les afectaban a causa de la insuficiente dotación de ese fondo en 2004, año en que preveían recibirlas.

Asimismo, se han aumentado las cantidades máximas a percibir en concepto de amortización. Para las películas estrenadas en 2004, que percibirán las ayudas a la amortización en 2006 se han aumentado las cantidades máximas a que pueden llegar por este concepto. Así, en la Ayuda General a la Amortización de largometrajes se pasa de 901.518 euros a 1.000.000 de euros por película, mientras que el tope de la Ayuda Complementaria a la Amortización se eleva de 661.113 euros a 700.000 euros por largometraje. El límite acumulado de ambas también asciende de 901.518 euros a un millón de euros por cinta, lo que determina un importante incremento del 11%.

El Plan desarrollado por el Ministerio de Cultura incluye la modificación de las ayudas sobre proyecto. Los productores, que reciben una cantidad máxima de 360.607 euros por largometraje, van a poder percibir a partir de ahora hasta 500.000 euros por película seleccionada, siempre y cuando esta cantidad no supere el 60% del presupuesto de la misma. Mientras que en 2004 la dotación para estas ayudas era de sólo 2.400.000 euros, para 2006 se han presupuestado seis millones de euros.

Dado que estas ayudas son importantes para la incorporación de nuevos talentos al cine local, se ha variado el criterio para considerar a un film de bajo presupuesto. A partir de este año se van a incluir en esta categoría las películas con un coste de hasta dos millones de euros, mientras que hasta ahora son consideradas películas de bajo presupuesto las que tenían un presupuesto de hasta un millón de euros.

Con el fin de decidir las Ayudas sobre Proyecto, el ICAA contará con un nuevo Comité de Expertos de doce personas, entre las que figuran profesionales del prestigio de Manuel Gutiérrez Aragón, Pedro Olea, Josefina Molina, Carmen Frías, Pancho Casal o Juan Antonio Pérez Millán.

Sector de la distribución

Dado el especial interés del Ministerio de Cultura en apoyar a las distribuidoras que comercializan cine europeo, incluido el español, en 2006 aumentan significativamente las ayudas destinadas a la distribución de películas. Para este año se han destinado a este fin 1,5 millones de euros frente a los 950.000 euros de 2005 y los 781.000 presupuestados en 2004.

En línea con el criterio establecido en 2005 por la Comisión que concede las ayudas a la distribución, estas subvenciones se van a conceder de manera preferente hacia los distribuidores independientes y no hacia aquellas de capital no comunitario cuyo poderío dentro del mercado español resulta difícilmente compatible con unas ayudas de ámbito público que deben potenciar la promoción, difusión y comercialización del cine español y del resto de Europa.

En el marco de esta Plan, está previsto el establecimiento de una nueva línea de préstamos para empresas distribuidoras. De este modo, los convenios establecidos entre el ICAA y el ICO (Instituto de Crédito Oficial), que actualmente afectan a la producción, la exhibición y las industrias técnicas, se extenderán al sector de la distribución para que -a través de las entidades crediticias colaboradoras- la empresas distribuidoras inviertan suficientemente en adquisición de derechos, promoción o tiraje de copias. Se tratará de préstamos a bajo interés, con minoración de cargas financieras, a los que podrán acogerse las compañías independientes que distribuyan cine europeo e iberoamericano. Una novedosa aportación dentro de esta línea de préstamos consiste en que, asimismo, podrán beneficiarse de ella quienes -tras los trámites pertinentes- deseen distribuir sus películas on line, situándolas de manera legal en la red, lo que constituirá sin duda un elemento fundamental en la lucha contra la piratería.

Sector de la exhibición

El ICAA ha ofrecido a las asociaciones profesionales del sector de la exhibición la posible existencia de una ayuda automática a las salas cinematográficas. Las asociaciones que quieran recibir estas ayudas tendrían que cumplir una serie de requisitos: que la mayoría de su programación esté formada por cine europeo e iberoamericano; que proyecten versiones originales subtituladas (salvo en los núcleos urbanos o rurales de menor población) o que incluyan un mínimo de cortometrajes a lo largo del año. Actualmente, el sector está evaluando detalladamente su posición ante esta propuesta, que permitiría la existencia o mantenimiento de unos cines de alto contenido cultural y que podría hacer disminuir la creciente desaparición de salas en el centro de las ciudades.

Por lo que respecta a la cuota de pantalla, el Ministerio de Cultura, una vez oídas las asociaciones profesionales del sector, ha decidido mantener la cuota actualmente vigente. La Ley 15/2001 de 9 de julio establece la proporción de un día como mínimo de obra cinematográfica comunitaria por cada tres días de exhibición de películas de terceros países en versión doblada a cualquier lengua oficial española.

Medidas en el ámbito internacional

Con el objetivo de incrementar las relaciones entre el cine español y las cinematografías de otros países, muy especialmente la iberoamericana y la europea, el Ministerio, a través del ICAA, está realizando una serie de acciones. Por un lado, y por primera vez, ha participado económicamente en el Fondo Ibermedia con 300.000 euros. Hasta ahora, su aportación era únicamente de carácter técnico y de asesoramiento. Además, la Dirección General de Cooperación y Comunicación Cultural del Ministerio destinará otros 300.000 euros anuales a dicho fondo a partir de este año. Esta cantidad adicional servirá para la creación de una nueva línea de apoyo a documentales que sean adaptables al concepto de Televisión Cultural, basándose en el mandato efectuado por la Cumbre Iberoamericana celebrada en Salamanca los días 14 y 15 de octubre de este mismo año.

Este año se prevé la firma de varios protocolos bilaterales para favorecer las coproducciones y la circulación de películas. Está previsto la firma de protocolos en un futuro próximo con Portugal, país con el que en 2005 se firmó un acuerdo de distribución mútua, Francia, Alemania e Italia.

Desde el Ministerio se están potenciando las reuniones entre profesionales españoles y de otros países. Los pasados 18 y 19 de enero se celebró en París el primer Encuentro Cinematográfico Franco-Español, organizado por el ICAA y Unifrance, con el apoyo del CNC (Centre National de la Cinématographie). En él, dos centenares de profesionales de ambos países pertenecientes a los sectores de la producción y la distribución, así como operadores televisivos, se reunieron para abordar temas de interés común. Este importante encuentro tiene como precedente el Luso-Español que se celebró a principios de junio de 2005 en Lisboa.

Además, aumenta en 2006 el respaldo económico para las cintas españolas que acuden a certámenes de dimensión internacional. Así, se amplían la mayoría de las cantidades que reciben los títulos seleccionados para cada una de las doce principales manifestaciones de todo el mundo, al tiempo que se incorporan otras que no existían. En este apartado están los cortometrajes nominados en los Oscar o seleccionados para la Sección Oficial de la Mostra de Venecia, los vídeos que compitan en el Festival de Locarno o los documentales a concurso dentro de la sección Tiempo de Historia de la Semana de Valladolid. Cabe destacar que, además de la colaboración del ICAA con dos centenares de muestras de muy diversas características, estas ayudas se dirigen principalmente a la adecuada promoción del cine español en los festivales de máximo relieve por lo que, a partir de este año, como mínimo el 30% de la ayuda a la promoción de películas debe estar justificada mediante los gastos de la publicidad desarrollada en el marco del festival en el que participe la correspondiente película. Las cantidades destinadas por el ICAA oscilan entre los 60.500 y los 9.000 euros.

Otras medidas

Por último, entre los planes de acción del Ministerio para 2006 figura el inicio de la edificación del Centro de Conservación y Restauración de la Filmoteca Española en la Ciudad de la Imagen de Madrid, fundamental para la debida conservación del patrimonio fílmico español.

Paralelamente, finalizarán las obras de la sede definitiva de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, en un palacete de la madrileña calle Zurbano que el Ministerio de Cultura cede a dicha entidad y cuya inauguración está prevista para este mismo año.

© abc guionistas

26/01/2006 19:35:40

También te puede interesar:

Te recomendamos leer:

Si te ha sido útil la noticia y deseas compartirla con más personas puedes hacerlo desde aquí, pulsando los botones.