05/01/2010 - 8 usuarios online


Noticias de guión

Gracia Querejeta dice ser "lenta como guionista, lo que tiende a dilatar el tiempo entre mis películas"


Querejeta

Gracia Querejeta se sirve de recuerdos de infancia y del tándem formado por Maribel Verdú y Blanca Portillo para retratar a "dos mujeres opuestas condenadas a entenderse" en "Siete mesas (de billar francés)", una de las dos cintas españolas -ambas con dirección femenina- que opta a la Concha de Oro del próximo Festival de San Sebastián, que comenzará el próximo día 20.


Así explica la directora en declaraciones a la agencia EFE la unión de ambas mujeres, decididas a superar las heridas del pasado y protagonistas de este drama que se proyectará ante el público por vez primera en septiembre en el certamen cinematográfico vasco antes de llegar a las salas el próximo 5 de octubre.

El destino impone un nuevo comienzo a Ángela -Maribel Verdú- cuando debe trasladarse a Madrid con su hijo tras la muerte de su padre y la inesperada desaparición de su marido, momento en el que se reencuentra con personas procedentes de una vida anterior que ya le resulta lejana.

Entre ellas, la pareja de su padre, una mujer escrita para la actriz Blanca Portillo y que, "obligada por las circunstancias", se convierte en su aliada a la hora de recuperar su antigua vida al frente de un decrépito negocio heredado, un salón de billar con el que Querejeta logra dar a esta historia "un ambiente de los que ya no quedan".

Este juego -una de las aficiones de su padre, Elías Querejeta, que la directora practica desde su infancia-, es precisamente el que explica de forma metafórica a los personajes principales de esta película, espoleados por la figura ausente de un hombre ya fallecido.

Como las bolas de billar, "chocan entre ellos y se abren los ojos los unos a los otros" en un reencuentro forzado que "les reconcilia después de que los secretos y malos entendidos les separaran", asegura la guionista y directora.

En "Siete mesas (de billar francés)", Gracia Querejeta ha vuelto a formar el mismo equipo creativo de su anterior cinta, la celebrada "Héctor" (2004), junto al guionista David Planell y su padre, como siempre a cargo de la producción.

Poco prolífica en su cine -con tan solo cinco largometrajes en quince años de carrera-, la directora de "Cuando vuelvas a mi lado" asegura ser "lenta como guionista, lo que tiende a dilatar el tiempo entre uno y otro rodaje".

David Planell muestra "un profundo respeto" por el particular universo expresivo de Querejeta, y, aunque su relación profesional necesitó de "un proceso lógico de adaptación" en sus primeros momentos, han logrado un grado de conocimiento mutuo en su segunda colaboración.

Para la directora y guionista, el cine español en femenino sólo se diferencia por ser "un grupo más reducido", por lo que "no resulta extraordinario" coincidir en la Sección Oficial de San Sebastián con otra directora como Iciar Bollaín, quien compite con "Mataharis".

Como miembro de la Junta Directiva de la Asociación de Realizadores-Productores Audiovisuales (ARPA), Querejeta apoya la tramitación de la nueva Ley del Cine, aunque considera que "deben mejorar las relaciones con las televisiones, que no invertirían por sí mismas ningún porcentaje de sus ingresos en proyectos ajenos a su producción, aunque, indudablemente, el cine depende de ellas para su financiación", recuerda.

© abc guionistas

03/09/2007 14:46:08