04/01/2011 - 18 usuarios online


Noticias de guion


Alfredo Noriega, contento por el guion que adaptó su novela "De que nada se sabe"


"Cuando me toque a mí"

Como un logro de su amigo Víctor Arregui califica el escritor Alfredo Noriega a la adaptación realizada de De que nada se sabe, titulada Cuando me toque a mí. De paso por Ecuador, los días se le hicieron cortos a Noriega. El autor radicado hace 20 años en París no tenía previsto venir a este lado del charco, pero un proyecto de alumnos suyos con la comunidad de Salinas (Bolívar) le facilitó un pasaje para llegar hasta el país, informa El Comercio de Quito.

Entre ver a la familia, escaparse a unos días para conocer Buenos Aires y ajustar temas en la provincia, pocos días le quedaron para el otro objetivo de su viaje: promover la película de Víctor Arregui, que se titula Cuando me toque a mí, "por un tema de los Fabulosos Cadilac que está en la banda sonora", explica Noriega.

En noviembre del 2002 el escritor publicó su novela. Cuando llegó en abril del 2003 para presentar el libro en Quito, Arregui (a quien conoció en la capital francesa a mediados de los noventa) ya había leído el libro y quería filmarlo.

Noriega trabajó un borrador de guion. Pasaron más de dos años antes de que Arregui terminara la preproducción y entrara a rodar la cinta. "En el 2006 vi un primer corte, en 'crudo'; luego vi el que fue al festival de Biarritz. Mi impresión es más que positiva".

Noriega anota que toma cierta distancia con la película, "que como creación le pertenece totalmente a Víctor y su equipo". Hay variaciones en los personajes: algunos secundarios de la historia en papel se vuelven importantes en el relato visual.

El tiempo, también, es menos determinante en la cinta que en el libro. "Son diferencias naturales, propias de toda adaptación. Víctor Arregui logró su propia atmósfera. Y la fotografía es excelente".

La experiencia, distancias aparte, ha seducido al narrador y poeta (La pared norte, aparecido en el 2005 con el sello independiente El jinete negro y Las medidas inocentes).

Esa seducción de la imagen en movimiento fue un nuevo motor para la enfebrecida actividad de escritor de Noriega ("tengo la suerte de disponer de tiempo en diversas temporadas del año", confiesa). Ahora está escribiendo un guion, para rodarlo con un "joven director ecuatoriano que está en París" del cual no da más datos.

Al final, para Alfredo Noriega (nacido en Quito en 1962), lo importante es escribir. "Escribir es la enfermedad, la necesidad, el deseo". Afirma que es necesario, urgente, "que la gente que escribe, escriba: no un par de libros, sino hasta dónde dé".

Esa búsqueda no siempre llega a buen puerto: Noriega ha desechado del todo y descartado la publicación de una novela que no funcionó. En estos días, además del guion y de corregir poemas, prepara un nuevo relato. En él, anuncia, retoma al legista que protagoniza De que nada.... Será la segunda parte de una trilogía.

© abc guionistas

08/09/2007 09:33:19