05/01/2010 - 11 usuarios online


Noticias de guión

El artista Frederic Amat estrenó en Barcelona una película con guión de Guillermo Cabrera Infante

Amat
Amat

El artista plástico Frederic Amat estrenó el pasado viernes 16 de octubre "El Aullido", un filme de media hora de duración realizado a partir del primer guión cinematográfico que escribió Guillermo Cabrera Infante, inédito durante más de medio siglo, según ha explicado Amat en una entrevista con Efe.

Amat realizó una película a partir de "El Aullido", un guión escrito en 1952 por el escritor cubano fallecido en Londres en 2005, con quien compartía una amistad y un anterior trabajo editorial conjunto.

"El Aullido" se estrenó con la presencia de la actriz cubana Míriam Gómez, viuda de Cabrera Infante, en el marco del Festival Temporada Alta, en Girona.

El filme evoca un escenario propio de Cuba, el pueblo de Gibara, en la provincia de Oriente, donde en 1925 nació el autor de "Tres Tristes Tigres", premio Cervantes en 1997. El único sonido de la película, que transcurre de noche, es el aullido de un perro, de forma que el diálogo que mantienen un joven y un viejo que juegan al dominó se puede leer en pequeños carteles que aparecen en pantalla. Amat explicó que la película comienza en blanco y negro, aunque vira hacia el azul de luz de la luna y las escenas interiores se iluminan con la luz sepia de un candil. Para llevar adelante el filme se contó con la colaboración especial del actor Enrique Irazoqui, que en la década de 1960 recreó al Cristo del filme "El Evangelio según san Mateo". Frederic Amat rodó el filme en un hangar de tres plantas de Sant Adrià de Besós (Barcelona), en donde se realizó una maqueta minuciosa de casa por casa, pueblo por pueblo, de la bahía y del faro de la localidad cubana. A escala real y con material de deshecho se reconstruyeron las calles sobre las que se proyectan imágenes filmadas por Amat en Cuba en 2003 para recrear los diferentes lugares y visiones que aparecen en el filme como un cementerio, un tamarindo, o una ceiba.

La película cierra el "tríptico lunar" que Amat inició con "Viaje a la luna", el único guión de Federico García Lorca escrito en Nueva York en 1929, y que realizó en 1989. En su segunda experiencia cinematográfica, en la que la luna también tenía cierto protagonismo, el artista catalán realizó "Foc al càntir", un mediometraje con guión que Joan Brossa escribió en 1948.

Frederic Amat también compartió con Brossa y Cabrera Infante una experiencia en el ámbito editorial: con Joan Brossa trabajó en la creación de dos libros ("Tal i tant" y "El llibre de la pluja") y, con Cabrera Infante, colaboró en "Vista del amanecer en el Trópico".

 

Sacado de www.ecodiario.eleconomista.es

 

 

 

19/10/2009 16:54:20