05/01/2010 - 15 usuarios online


Noticias de guión

Andy García habla de su trabajo junto al guionista Cabrera Infante

Cabrera
Cabrera

"The Lost City" es La Habana. Perdida para siempre para Guillermo Cabrera Infante, que murió en el exilio sin volver a pasear por el Malecón, y perdida por ahora para Andy García, el actor habanero que siendo un niño emigró con su familia a Estados Unidos y asegura que no regresará mientras Fidel siga vivo y gobernando. El sueño del actor cubano-americano de dirigir una película sobre su ciudad y la música que con ella se identifica se ha hecho realidad más de década y media después de que empezara a fraguarse, y este viernes ha llegado a algunas pantallas norteamericanas.

Y es que "La ciudad perdida", un drama sentimental y musical que coprotagoniza el propio García junto a la española Inés Sastre, Dustin Hoffman, Tomás Milian y Bill Murray, es una producción independiente y por tanto no cuenta con un gran lanzamiento mediático. "Ninguna de las grandes compañías productoras quiso apoyarme -decía esta semana García a La Opinión-, por eso tardé tanto tiempo en realizar mi película. Por supuesto que yo no soy la excepción: eso es algo que ocurre frecuentemente aquí, en la industria cinematográfica más poderosa del mundo. Pero no me dejé vencer por el pesimismo y el desánimo en ningún momento. Sabía que, tarde o temprano, iba a encontrar quien creyera en lo que estaba tratando de hacer. A final de cuentas más de una vez he llegado a la conclusión de que fue mejor, en términos creativos, filmarla de manera independiente. Así pude preservar la integridad artística y la visión de la historia que deseaba contar".

El guión de Guillermo Cabrera Infante se fue modificando en su contenido y los puntos de vista que tienen los miembros de la familia que sirve de eje central a todo lo que se cuenta en su historia. Sin embargo, se mantuvo la idea de filmar una especie de "Casablanca en La Habana".

"Al maestro Cabrera Infante le fui contando algunas de las ideas que tenía en mi cabeza acerca de la familia de Fico Fellove, a quien yo interpreto, y la desintegración que ésta sufre al caer la dictadura de Fulgencio Batista. Y luego él se encargaba de irles dando forma. Él siempre escuchaba mis palabras en silencio. Luego me hacía algunos breves comentarios. Después nos dejábamos de ver por algún tiempo".

"Así estuvimos trabajando durante varios años. Hasta que, finalmente, en mayo de 1990, me entregó una primera versión del guión, la cual tenía más de 350 páginas. Se trataba de algo muy lindo, pero que no podría filmarse en Hollywood o cualquier otro país. Por ese motivo nos vimos en la necesidad de darle un tamaño más manejable, desde el punto de vista financiero".

Con un presupuesto de 9 millones de dólares, bastante menor del que podría haber costado de filmarse la primera versión del guión escrito por Cabrera Infante, quien murió antes de verlo filmado, "La ciudad perdida" se rodó en República Dominicana. La Habana del film es la de los años 50, entre la dictadura de Batista y el triunfo de los barbudos de Sierra Maestra, el marco de la historia de Fico Fellove, dueño del Cabaret Tropicana, su familia de buena posición, y su amor por una joven que en ultima instancia no está dispuesta como él a dejar Cuba tras el triunfo revolucionario.

Aparte de la historia de amor, en "La ciudad perdida", hay mucha música. "Cuando subo a mi automóvil y escucho en el estéreo la música de Bola de Nieve, Benny Moré, Bebo Valdés con su Big Band o "Cachao" me traslado inmediatamente del Sur de California hasta las calles de La Habana. Entonces puedo sentir claramente que voy paseando por su malecón, feliz de la vida, saboreando la brisa del mar. En la mayor parte de las películas que se producen en Hollywood la música suele ocupar un lugar suplementario, por no decir que puramente decorativo. Yo quise hacer algo distinto: darle a la música un rol protagónico. Esto no fue algo casual, por supuesto; el guión escrito por Cabrera Infante tenía un sentido narrativo muy parecido al de la música. El argumento estaba lleno de anotaciones musicales y hasta letras de canciones. Lo mismo ocurre en la película. Hay secuencias que se filmaron, exclusivamente, para que yo pudiera incluir ciertas melodías. Otras fueron editadas para que se ajustaran al tiempo que dura un bolero o un danzón. Y pienso que logramos obtener muy buenos resultados".

© abc guionistas

28/04/2006 22:02:19