20/11/2010 - 23 usuarios online


Noticias de guion


Las tradicionales “Conversaciones en el Balneario” (Las Salinas, España) concluyen que directores y productores ven injusta la nueva Ley de Cine


 

Tomemos por ejemplo “Celda 211”, ganadora de ocho Goyas en la pasada edición de los premios que concede la Academia de Cine; ¿hubiera recibido alguna subvención con la nueva Ley de Cine?

Probablemente no.

El futuro del cine español ante esta nueva normativa centró la mañana de ayer el debate que se planteaba en el marco de la 23 edición de la Semana de Cine de Medina del Campo.

El Balneario de Las Salinas fue la sede de las ya tradicionales 'Conversaciones en el Balneario', con la presencia del director y productor Juan Vicente Córdoba, el productor José Nolla, el periodista Enrique Monterde y el guionista Adolfo S. Suárez.

Su debate se centró en la controvertida ley que, según José No-lla, «ha provocado una guerra civil entre los cineastas y el ministerio, y también entre los propios profesionales», asegurando que el Gobierno «pretende conseguir películas de mayor calidad frenando el exceso de producción».

En esas conversaciones también se facilitaron datos como que, de los cerca de 700 proyectos presentados este año, tan sólo 20 o 25 recibirán algún tipo de ayuda. Esto es así porque, con la Ley del Cine, todas aquellas producciones que superen los dos millones de euros serán subvencionadas. Por el contrario, las películas que no lo alcancen tendrán una ayuda «sobre cada proyecto concreto».

Uno de los presentes, Juan Vicente Córdoba, pertenece a la Plataforma de Cineastas contra la Orden, creada el pasado verano e integrada por más de 200 personas del sector como directores, productores, guionistas, actores y técnicos. Esta iniciativa reclama a las autoridades de Bruselas amparo ante lo que consideraban un trato de favor a las películas de alto presupuesto en detrimento de las pequeñas producciones.

 

Ayuda al que innova

 

Córdoba aseguró ayer en Medina que «esta ley premia a unos pocos». Por su parte, el guionista Alfonso S. Suárez analizó como afectaría esta normativa a a su sector y mostró su decidido apoyo porque «ahora serán menos los guionistas que reciban subvenciones pero estas serán más importantes».

Y Suárez puso sus ejemplos. «Con anterioridad a la Ley -comentó- se subvencionaban 40 proyectos cuyo guionista obtenía una remuneración de 12.000 euros. Ahora las ayudas solo las consiguen doce pero el importe que recibimos es mayor (40.000 euros)».

Nolla aseveró que «es posible que el 'tajo' sea demasiado brusco, pero lo que está claro es que el Gobierno lo que pretende es apoyar al productor que verdaderamente se arriesgue, en detrimento de cualquier tipo de apoyo al cine con menor presupuesto».

Estuvieron todos de acuerdo en señalar la importancia de los festivales por apoyar esas películas de autor que, previsiblemente, tan mal lo van a pasar con esta ley. Veremos qué depara el futuro, pero que nadie se olvide de que los Amenábar, Almodóvar, Sánchez Arévalo y compañía lo hubieran tenido algo más difícil con esta regulación.

 

Basado en artículo de wwww.nortecastilla.es   

 

 

 

 

 

 

 

 

12/04/2010 16:24:04