20/11/2010 - 11 usuarios online


Noticias de guion


La guionista Stavenhagen, cinco meses al frente de IMCINE: "México no compite en equidad con Hollywood"

Stavenhagen
Stavenhagen

La guionista Marina Stavenhagen, directora del Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE), ofreció esta semana una conferencia en la ciudad de Tijuana, acerca de los apoyos que la dependencia bajo su gestión destina a las producciones independientes por medio de los fondos que para ello se han creado.


Stavenhagen, guionista del multipremiado filme "De la calle" (2001), a cinco meses como directora de IMCINE considera que el reto de este organismo es "preservar la diversidad" en las producciones fílmicas mexicanas, así como "generar redes alternativas para nuestras películas", ya que "México no compite en equidad ante el avasallamiento de los títulos hollywoodienses", según dijo al Sol de Tijuana.

Esta situación no es privativa del país -señala la funcionaria-, pues en lugares como Brasil, Francia, Argentina o España las producciones nacionales padecen la misma desventaja, al regirse la exhibición por las leyes del libre mercado, y las películas que dejan más dinero son las que ocupan las carteleras de las salas comerciales.

Por ello, la tarea de Stavenhagen durante este periodo será continuar con los apoyos que otorga IMCINE a los realizadores independientes, generar públicos y promover el cine mexicano en el extranjero, pues es ésa la responsabilidad del Estado hacia el cine nacional.

La misión de IMCINE es fomentar la producción de cine mexicano y promoverlo a nivel nacional e internacional, para lo cual se cuenta con diversos fondos, como Fidecine, bajo el cual se han coproducido recientemente "Una película de huevos" (2006), "Kilómetro 31" (2006) y "El violín" (2005).

Asimismo, existe el Fondo de Producción de Cine de Calidad (Foprocine), que apoya propuestas de mayor riesgo, tales como óperas primas y filmes que no necesariamente busquen una rentabilidad comercial inmediata, entre las que se encuentra "El crimen del padre Amaro" (2002), del realizador Carlos Carrera.

Además, IMCINE produce directamente cortometrajes con recursos públicos destinados para este fin, ya que considera que éste "es un género, un formato, necesario de expresión artística en el lenguaje cinematográfico". De esta manera se han concretado cortometrajes emblemáticos, como "El héroe" (1994) y "Hasta los huesos" (2001), de los cineastas Carlos Carrera y René Castillo, respectivamente.

Por último, este año se echó a andar un estímulo fiscal en colaboración con la Secretaría de Hacienda, llamado Eficine, el cual permite a los contribuyentes destinar recursos a una producción mexicana en lugar de pagar impuestos. "Un contribuyente interesado en invertir puede hacerlo usando hasta el 10 por ciento del impuesto sobre la renta que haya determinado en su ejercicio anterior; en vez de pagar impuestos, Hacienda autoriza que pueda poner ese dinero en la producción de una película, esto tiene un tope de 20 millones de pesos por contribuyente, o por proyecto", explica Stavenhagen.

En el ámbito de la difusión y promoción, IMCINE tiene la tarea de colocar películas en festivales y foros cinematográficos dentro y fuera del país, promover la venta de cintas mexicanas en el extranjero, realizar colecciones con los títulos que tiene en el acervo, lanzar colecciones en DVD y negociar la proyección de películas en televisión abierta o de paga.

Marina Stavenhagen confiesa sentirse privilegiada al estar al frente de IMCINE "en este buen momento del cine mexicano", manifestándose comprometida con su función al pertenecer como guionista a la comunidad cinematográfica, aunque actualmente haya dejado de lado su labor creativa para entregarse a la tarea de funcionaria pública.

"Estoy empezando, no estoy haciendo una carrera política de funcionaria pública; para mí es un reto profesional y personal, y es una gran responsabilidad, porque soy parte de la comunidad cinematográfica. Soy guionista, y en ese sentido conozco el medio y conozco los problemas desde el lugar de los creadores independientes; estoy tratando de comprender el fenómeno en toda su complejidad... Es muy fácil criticar y quejarse, pero hay que hacer cosas...".

"El papel del IMCINE es tender puentes, diseñar estrategias, tratar de que se haga más y mejor cine mexicano y que el público busque y exija un cine mexicano de calidad y vaya a verlo".

"El cine mexicano está viviendo un momento virtuoso. Creo que hay historias espléndidas; hay una nueva generación de realizadores que está empujando fuerte, que está proponiendo ideas originales de narrar, y que está explorando el lenguaje cinematográfico apoyándose en nuevas tecnologías", observa, agregando ser una optimista al creer que "todas las películas encuentran su público" y considera que "se está descentralizando la actividad cinematográfica".

© abc guionistas

11/07/2007 06:11:48