04/01/2011 - 12 usuarios online


Noticias de guion


El guionista Paul Haggis habla sobre "Banderas de nuestros padres"


 

No cabe duda, Paul Haggis es uno de los más prolíficos y brillantes guionistas de hoy en día. Tras el éxito de Crash, Haggis se ha unido al director Clint Eastwood para hacer la película Banderas de nuestros padres.

¿Tuviste que hacer alguna investigación especial para escribir el guion?

No hice ninguna investigación especial. Tomé la que estaba hecha en el libro. Clint había estado informándose durante algún tiempo, así que me fue mandando otros libros y documentales. No tuve que ir a ningún sitio, Clint lo hizo todo.

Lo que más me costó fueron dos cosas: cómo contar una historia, y por qué contar una historia. Se han contado muchas historias bélicas, algunas buenas, la mayoría malas. Y finalmente, tras varios meses, tuve esta idea, la cual era muy obvia. No era una idea brillante: qué le sucede a un hombre al que se le califica de héroe cuando él no cree que sea un verdadero héroe, y cómo esto puede destruirlo. Estos tres hombres reaccionaron de forma muy diferente ante el hecho de ser considerados héroes. Nací después de la Guerra, y no tenía ni idea de que esta batalla hubiera sido tan brutal por parte de los dos bandos, y que se hubieran perdido tantas vidas. Fue muy chocante.

¿Qué es lo que hablaste con el señor Eastwood respecto a la version japonesa?

Lo primero es que no quería que Banderas fuera, en sus propias palabras, otra chorrada de película bélica. No quería que fuera del tipo "banderas ondeantes". Eso respecto a Banderas de nuestros padres. Y después, más o menos cuando llevábamos la mitad del libro trabajado, dijo: tengo una idea. Y yo le dije: Estupendo, me encantan tus ideas. Y dijo: me gustaría hacer una película desde la otra perspectiva. Dije: Eso es brillante. Es una locura. ¿Cómo hacer dos películas al mismo tiempo? Pero es brillante. Y me pidió que la escribiera. Y dije: No, no, no puedo escribirla. Te ayudaré con la historia. Pero necesitas un escritor japonés para plasmar esa otra perspectiva. No me sentiría bien haciéndolo yo.

Así que estuvimos mucho tiempo tratando de encontrar a un escritor japonés o japonés-americano. Y encontramos a Iris. Ya había leído algunos de sus guiones y me habían gustado, y creímos que haría un buen trabajo. Entonces discutimos sobre las historias, y Clint encontró un libro de cartas de un General, cartas que me conmovieron. Así que nos basamos en ellas y en investigaciones que hizo Iris.

El señor Eastwood quería humanizar a la gente que durante tanto tiempo habíamos demonizado. Creo que es un gran problema, especialmente respecto a la Historia, que son los vencedores los que cuentan la historia, y es siempre una injusta. Así que creo que fue brillante que hiciera eso.

¿Qué crees que sintió Clint Eastwood haciendo estas películas?

Fue muy pasional. Steven Spielberg le había mandado el libro Banderas de nuestros Padres, y él quiso hacerlo. Y yo no sabía cómo hacerlo. Era un libro enorme. Yo no sabía como atacarlo y humanizarlo.

Pero, cuanto más se documentaba, más se involucraba; sencillamente, muy apasionado respecto a este proyecto, desde ambas perspectivas. Así que podías ver que su cara se iluminaba cuando hablaba sobre este proyecto, o estos dos proyectos. Se involucró mucho. Le encanta investigar; le encanta descubrir hechos y detalles de Historia. Y desconocíamos, especialmente desde el punto de vista japonés, algunas de las cosas que ocurrían en la isla antes de las batallas: la idiosincrasia y los momentos divertidos. Y yo quería mostrar eso, plasmar su pasión en la pantalla.

¿Cuál es el mensaje de Cartas desde Iwo Jima?

No me gusta escribir películas que contengan mensajes. Me gusta escribir películas que contengan preguntas. En este caso, colaboré en la escritura de la historia, e Iris escribió el guion.

Y como he dicho, realmente quería humanizar a la gente que durante tanto tiempo habíamos demonizado. Y trato de hacerlo en todos mis trabajos. Lo intenté especialmente en Crash, hacer que sintiérais empatía hacia gente por la que no queríais sentir empatía, haceros comprender a la gente, porque la tolerancia es el único camino a través de este mundo.

Si seguimos demonizando a la gente, ya sea a los japoneses en la Segunda Guerra Mundial, o a los árabes, iranís o coreanos, no entenderemos su punto de vista. Incluso si pensamos que su punto de vista es una locura, deberíamos intentar entenderlo, y esto solucionaría algunos de nuestros problemas. Por esta razón creo que es una película preciosa.

¿Qué visión o enfoque crees que tiene Clint Eastwood hacia la creación fílmica en general?

Bueno, es un cineasta muy económico. Le encanta Haiku, supongo, el cineasta. No le gusta perder el tiempo. Viene, ve lo que quiere, rueda, y pasa a lo siguiente sin armar jaleo.

Él encuentra emoción en las escenas, pero permite a los actores, y en mi caso, al escritor, ser creativos en su terreno, es una cooperación entre artistas. Es una colaboración. Y creo que es por ello por lo que los artistas le quieren. Es por ello por lo que los actores le quieren y los escritores le quieren. Demanda lo mejor de ti y, cuando lo tiene, lo acepta. Y pasa a lo siguiente. Y ésa es una manera estupenda de hacer películas.

¿Has hablado alguna vez con el señor Eastwood acerca de que la familia sea uno de los temas recurrentes en las películas?

No, nunca hemos hablado sobre eso. Es una opción. La gente no sabe qué temas está tratando. Yo desde luego no sé muchas veces qué temas estoy tratando. Son simplemente cosas que nos intrigan. Y es sólo a posteriori que miramos atrás y decimos oh, mira, todos tratan aspectos similares.

No, nunca tratamos el tema. él simplemente busca una buena historia. Es lo que él te dirá; sólo busca una historia que le fascine. Y, en este caso, empezó a leer sobre Iwo Jima y descubrió cosas que desconocía, porque él era muy joven durante la guerra.

Y, sencillamente, le fascinó. Así que empezó a profundizar y profundizar y profundizar, y más lectura, y más investigación, y más entrevistas con gente. Y se convirtió en una pasión, en una obsesión. Si se debe a algo en particular, tendréis que preguntárselo a él. Creo que busca historias, y luego surge el tema.

Fuente: www.moviehole.net

14/01/2007 01:28:57