25/10/2010 - 24 usuarios online


Noticias de guión

Mireia Ros escribe sobre "El triunfo"

Mireia Ros
Mireia Ros

Por Mireia Ros (*)

Años 80. Un barrio de supervivientes.

"El triunfo" es una película de género, con "olor a mafia". Una historia en la que se fusionan el drama, el romanticismo y la acción al ritmo de la rumba.

"El triunfo" es una película de claro-oscuros, de calles estrechas de paredes grises y húmedas, ropa tendida en los balcones, ruido de transistores y olor a refrito, solo iluminada por los colores chillones del vestuario sintético de la época.
La rumba es el hilo conductor y el alma de "El triunfo". La banda sonora combina clásicos de la rumba con hits populares de la época y temas originales que interpretan Nen y sus amigos, Palito, Topo y Tostao. Porque "El triunfo" es rumba en el lenguaje de las imágenes, en los planos, que siguen su ritmo, que se convierten en música y saben observar en silencio cuando hay que escuchar a los personajes.

En realidad es la historia la que impone el ritmo a las imágenes. Una historia rica en situaciones, miradas, canciones y muchos silencios, en la que la tensión se corta con papel de fumar.

Y los personajes tienen rostros reales, pómulos hundidos, ojos saltones y miradas sedientas de comprender, o quizá olvidar, la realidad que los envuelve, buscando una salida que no encuentran, a la desesperada. Y también belleza: la pueril y sexual de Susi (Marieta Orozco) y la sensual y lejana de la Chata (Ángela Molina), ya en la madurez. Y el magnetismo de Nen (Farruco), con su amor por la música y la carga del recuerdo de su padre. Y el señorío y el temple de Gandhi (Juan Diego), el jefe del barrio.

"El triunfo" es la historia de una muerte anunciada, de una venganza, de la transformación de un barrio, de dos hombres... y de una mujer, de una leyenda y de una traición, de una amistad, de los buenos tiempos y de los malos.

"El triunfo" es una historia que caminaba por el barrio, lentamente, despacito "visto ahora, y con el tiempo, me doy cuenta de que yo ya lo sabía"

Todo esto es lo que me atrapó de la novela de Francisco Casavella y la razón por la que decidí embarcarme en la aventura de llevarla a la gran pantalla.

(*): Mireia Ros inició su carrera como actriz con "Alicia en la España de las maravillas", de Jordi Feliu, cinta de las llamadas entonces "de destape". Su evolución le llevó con los años a escribir guiones y dirigirlos. Por "La Moños", su primer largometraje como autora, fue nominada a los Premios Goya a la Mejor Dirección Novel. Ahora estrena "El triunfo", un retrato de la Barcelona marginal de los 80.

27/04/2006 22:27:14