01/08/2012 - 8 usuarios online


Noticias de guion

David Marqués escribe sobre "Desechos"


Marqués (segundo a la dcha.), con sus actores

Por David Marqués *

"Desechos" es, ante todo, una comedia sobre la convivencia y la supervivencia. Nuestros tres protagonistas comparten un pequeño apartamento. Son totalmente diferentes entre ellos, pero la razón por la que viven los tres juntos es la misma: el dinero. Ya sea para ganar algo o para no gastar demasiado, lo cierto es que durante el desarrollo de la historia, este único vínculo entre ellos sera el que les lleve a preparar algo que terminará uniéndolos más que nunca.

Pero "Desechos" no es la historia de un atraco. En ningún momento conocemos el plan; ese plan perfecto que se supone,va a sacar a los personajes de la situación en la que se encuentran. Películas cómo "El Golpe" de George Roy Hill o "House of Games" de David Mamet, tampoco enseñan las cartas al espectador sobre cómo va a ser ese plan y juegan con la sorpresa final al descubrir algo que los personajes ya saben desde el principio. La diferencia es que en "Desechos", aunque estén planeando un robo, nuestros personajes no son delincuentes: son gente normal, como nosotros mismos o alguien que conozcamos... bueno, quizás no tanto: Un tipo al que acaban de despedir de la tienda de discos donde trabajaba; un guionista de anuncios de teletienda y un actor reconvertido en modelo de revistas gay y que vive en un armario empotrado.

¿Quiere decir esto que son unos perdedores? Es posible. Pero al tratarse de una comedia, hemos optado por personajes más cercanos a la vida real que al glamour y lo vistoso. Es decir, que "Desechos" se acerca mas a "El Quinteto de la muerte" de Alexander Mackendrick o al gran clásico italiano "Rufufu", que se convirtió en la piedra angular de cómo debe ser una película sobre un gran golpe perpetrado por delincuentes de poca monta; que a robos de gran escala como "Ocean's eleven" o su antecesora "La cuadrilla de los once", films donde prima más lo guapos y listos que son los protagonistas y lo virguero que es el atraco.

Y no conocemos el plan porque lo que nos interesa son esos personajes. "Desechos" trata sobre todo eso que se elude en otras películas; cómo viven los protagonistas la preparación y espera de un acto que puede cambiarles la vida tanto para bien como para peor. Y es que como dice uno de los protagonistas: "No vamos a pasarnos las veinticuatro horas del día hablando del plan si ya lo hemos repasado mil veces... habrá que comer ¿no?"... Bueno, eso tampoco significa que vayamos a ver noventa minutos de comilonas; lo que vamos a ver es la manera en que afecta a la vida cotidiana de nuestros protagonistas la presión (en el caso de Marcelo), la ilusión (Kiko) y la despreocupación (Soto) en un tema tan serio como puede ser el atraco a un banco.

"Desechos" se mueve entre la sitcom llena de situaciones casi absurdas y conversaciones al borde del esperpento, pero siempre en un marco de cotidianeidad con lo que el espectador puede encontrarse mil veces identificado (el exponente mas próximo es la serie de culto Seinfeld; y el realismo casi documental de los films de Fernando León de Aranoa o de Ken Loach).

Y es que "Desechos" es algo muy real. Como real es la falta de trabajo, el alquiler, los dentistas, la televisión, los caracoles, los armarios empotrados, los anuncios de putas, las predicciones meteorológicas...

(*): A pesar de haber ganado el premio del público en el Festival de Cine Español de Málaga hace dos años, esta la tercera película de David Marqués llega a las salas después de la cuarta, "En fuera de juego". El denominador de todas ellas es la comedia como género. "Desechos" fue rodada en tan solo 18 días, sin ningún tipo de subvención, en la isla de Ibiza, y cuenta con un elenco de populares actores españoles, como Fernando Tejero, Adriá Collado, Eric Francés, Willy Toledo, Fele Martínez, José Luis García Pérez o Antonia San Juan.

39 ESCALONES / Noticine

19/07/2012 19:55:38