17/01/2013 - 21 usuarios online


Noticias de guion

La esperanza y actitud del guionista

¿Con qué ánimos nos enfrentamos los guionistas a 2013? Según una encuesta libre y anónima, contestada por más de 400 miembros de abcguionistas, la actitud con la que se afrontan los tiempos por venir, en contra de lo que se pudiera esperar por las circunstancias, es destacadamente positiva. El 41,4% afirma que la palabra que define mejor su perspectiva para 2013 es la de "optimista", el 28,5% está "a la expectativa", y el 22,8% se describe en actitud "apasionada". Solo el 3,7% se declara "temeroso", el 1,7%, "apático", el 1% "pesimista" y el 0,7% "indiferente". Vemos, pues, que el 92,7% encara 2013 con una actitud positiva: ¡buen punto de partida para crear un buen año!

Alguien podría pensar que el guionista es un ingenuo por enfrentarse de ese modo a la realidad. Pero examinemos otras declaraciones: "Aprecio el fracaso. Entiendo que fracasar 10 veces es aprender qué 10 cosas no debo repetir."..."Si propones hacer algo nuevo, te dicen: 'Esto no va a funcionar, ¡ni lo intentes!'. Si lo haces y no funciona: '¡Ya te lo dije!' Y si funciona, te dicen: 'Has tenido suerte'...Nuestro mayor problema es la actitud de la gente."

Estas reflexiones no las hizo un guionista, ni un gurú de la autoayuda. Son las opiniones de Pau García-Milá,  manifestadas hace poco más de un año - a sus 23- , en una entrevista concedida a La Vanguardia. De Olesa de Montserrat (Barcelona), a los 17, creó eyeOS, sistema pionero del almacenaje en la nube o cloud computing. En la actualidad lo usan millones de personas en 65 países y es el proyecto de software libre más grande creado en España. Su receta para otros jóvenes es impecable: "¡Ánimo, cree en ti, inventa algo que veas útil para ti! Y no te disfraces de nada, sé tú".

Pau es una prueba viviente de que la edad no es una barrera y que nuestra actitud y autenticidad forjan el verdadero pasaporte al éxito o fracaso de lo que queremos alcanzar. Le dijeron: "Esto no tiene mercado". "Que tontería. Esto no sirve para nada". No hizo caso, y gracias a eso, ahora millones de personas están adheridas a su invento.

Eso sí que lo podemos trasladar al mundo del guion. Pero más allá concluir que jamás deberíamos perder la fe en nosotros mismos ni aparcar nuestros sueños por seguir los designios de los mercaderes de fatalidad, ante este nuevo año cabe preguntarse también: ¿cuál es el punto de partida y cuáles nuestros deseos? La encuesta realizada trae las respuestas.

Entre las acciones que más gustaría desarrollar en 2013, el 70,3% elige "Potenciar mi imaginación y creatividad," el 67.6% "Mejorar mi carrera profesional", el 63,9% "Escribir un guion de largo" y el 60,7% "Hacer feliz a la gente de mi alrededor". Más de la mitad, elige también "Mejorar sustancialmente mi productividad " (55,5%). Otras actividades que reciben un apoyo superior al 40% son "Encontrar una productora que se interese por mi" (46,2%), "Iniciar una actividad audiovisual como emprendedor" (45,5%), "Escribir un libro o una novela" (44,2%), "Ganar más dinero" (44%) o "Descubrir más aspectos de mi mismo" (43,5%). Consiguen un porcentaje superior al 30%  "Aprender una nueva habilidad" (39,8%), "Empezar una nueva actividad profesional" (36,6%), "Coordinar un equipo humano de trabajo" (33,2%), "Ganar más dinero haciendo trabajos complementarios" (32,2%) y "Colaborar desinteresadamente en asuntos que me apasionan" (32,9% ). En el espectro que menos interés despierta están "Tomar unas buenas vacaciones" (17,2%), "Dejar mi trabajo y cambiar de vida" (9,6%), "Trabajar menos y tener más tiempo libre" (9.3%) y, curiosamente, "Diseñar un vídeojuego" (5,7%)

Cuando el conjunto de actividades se reduce a una sola posibilidad de elección, las respuestas son diversificadas, prevaleciendo "Encontrar una productora que se interese por mi" (11,3%) "Mejorar mi carrera profesional"(10,3%),  "Escribir un guion de largo" (9,3%), "Conseguir un contrato para trabajar en TV" (7,5%) y "Mejorar sustancialmente mi productividad" (7,5%). Las respuestas ponen de manifiesto que como prioridad absoluta están los objetivos profesionales más palpables y tradicionales, asociados a la seguridad de lo que ha sido hasta ahora el sistema ortodoxo audiovisual.

Sin embargo, al abrir abanico de posibilidades permitiendo más de una elección, se amplia espacio para incluir otros intereses que bien permiten la exploración profesional traspasando las fronteras clásicas, como por ejemplo "Iniciar una actividad audiovisual como emprendedor" (45.5%), "Escribir un libro o una novela" (44.2%). Asimismo, hay lugar, entonces, incluso para tareas humanitarias no asociadas al trabajo como  "Hacer feliz a la gente de mi alrededor" (60.7%) o trabajo de autodescubrimiento como "Descubrir más aspectos de mi mismo" (43.5%). Sumado al todopoderoso deseo de seguir potenciando la creatividad y la imaginación (67,6%).

Las emergencias del guionista-emprendedor y del guionista neorrenacentista vienen a refrendar los hallazgos que ya se pusieron de relieve en la segunda Conferencia Mundial de Guionistas, así como en el estudio "La escritura de guion en España".  Surge una nueva estirpe de guionistas a la vanguardia, que rompe los corsés para expandir su alcance profesional quebrantando su dependencia de las supraentidades, o para abrazar sin falso pudor un enfoque en el que se combina la escritura para los medios audiovisuales con otros trabajos como escritor o cineasta.

Se trata, pues, de un guionista más libre y expansivo, dispuesto a forjar su propio destino alternativo, sin sentirse abatido si un patrono no le da el pienso de engorde; se trata de alguien cuyos sueños no están limitados a los confines del teclado sino que se atreve a conectarse consigo mismo, a volar  y a pensarse, además, como elemento útil  a la sociedad más allá del círculo de la supervivencia o brillo  personal; alguien que ha cambiado el ego de la supremacía intelectual por un abrazo colectivo rebosante de creatividad.

Este guionista del siglo XXI se mezcla armoniosamente con el guionista de perfil más clásico y la radiografía del conjunto se adentra en este nuevo 2013 como la de un colectivo que refleja su propio valor a través de sus elecciones, que afronta el futuro en positivo y que, en su mayor parte, desea explorar nuevos espacios profesionales y humanos de crecimiento.

Para el equipo de abcguionistas es un privilegio servir de ayuda y facilitar el camino para que las metas expresadas por todo el amplio espectro de guionistas puedan convertirse en realidad durante este 2013. ¡Feliz Año Nuevo!

02/01/2013 01:12:37