04/01/2011 - 20 usuarios online


Noticias de guion


Eric Roth habla sobre su guion para "El buen pastor"

Eric Roth
Eric Roth

El actor, director y productor Robert De Niro siempre ha sentido fascinación por el mundo del espionaje, y deseoso de conocer sus claves por pura curiosidad personal, empezó a recopilar información desde los años 90, sin estar demasiado seguro de que algún día haría una película. Sin embargo dos factores acabaron empujándole a ello, el conocer personalmente a un experimentado agente y el guion de Eric Roth, El buen pastor, que acaba de estrenarse en España.

La productora Jane Rosenthal recuerda: "Bob no lo dudó un momento y dijo: ‘No sólo quiero hacer el papel, también quiero dirigir la película’". El guionista, autor de películas tan famosas como Forrest Gump, El dilema/The Insider, Ali y Munich, había creado una historia en la que se mezclaban elementos de un auténtico thriller de calidad con la vida diaria de los agentes que crearon la Agencia. "Eric es el mejor guionista de la industria actual", dice la productora. "Nos convenció su visión del funcionamiento interno de la CIA".

Eric Roth estaba interesado en un periodo anterior al que Robert De Niro y Milton Bearden habían investigado, pero no tardaron en encontrar puntos comunes. "Me intrigaba la CIA y cómo se había formado", dice el guionista. "La Agencia empezó con unas 17 ó 18 personas, y ahora tiene una plantilla de 29.000".

Basó el relato en los acontecimientos clave de la historia de la CIA – el guion empieza con la OSS en la II Guerra Mundial y acaba en la época del fracaso de la CIA en la misión crucial de la bahía Cochinos en 1961 – y estudió la vida de los hombres que formaron el servicio de espionaje actual.

"Investigué quién había ingresado en la CIA en sus primeros años, de dónde venían", dice Eric Roth. "Me di cuenta de que casi todos estudiaban en Yale y pertenecían a la sociedad ‘Skull and Bones’. La cúpula estaba compuesta casi exclusivamente por hombres blancos pertenecientes a la ‘Ivy League’ (asociación elitista de ocho universidades de la Costa Este), considerados como lo mejor de Estados Unidos".

De hecho, la sociedad secreta contó con estadounidenses de gran preeminencia en sus filas, entre los que mencionaremos al presidente George W. Bush, a su padre el ex presidente George Bush (director de la CIA antes de presidente), al padre de su padre, Prescott Bush, y a John Kerry, el oponente de Bush en las elecciones presidenciales de 2004. "Algunos eran hombres muy nobles e idealistas que decidieron dedicarse al servicio público", añade Eric Roth.

Edward Wilson, el joven protagonista de la historia que se une a la OSS en 1939, cayó bien a Jane Rosenthal y Robert De Niro. Los productores vieron que a través de la historia de Wilson, Eric Roth exploraba una vertiente muy personal de la Agencia.

"El personaje, de joven, era un idealista; intentaba proteger sus valores", explica el guionista. "Cree de todo corazón en la justicia. Busqué un personaje que pudiera ayudar a redactar las reglas y que fuera el alma de la Agencia".

"Me intrigaban los valores morales de las personas y lo que están dispuestos a sacrificar", sigue diciendo Eric Roth. "Quería saber cómo era la vida de estos hombres, cómo eran sus familias, cómo se comportaban con sus hijos, qué esperaban para ellos."

Parecía inevitable que los hombres que encabezaban el departamento de contraespionaje fueran algo paranoicos, pero Eric Roth quería saber hasta dónde llegaban. "Me interesaba el efecto psicológico de vivir en un mundo en el que no se sabe qué está bien y qué está mal, ni quién es el amigo o el enemigo", añade.

Hasta la II Guerra Mundial, Estados Unidos no sintió la necesidad de contar con una red de espías. Robert de Niro dice: "Nuestro país empezó hace poco si lo comparamos al Reino Unido u otros países que llevan mucho tiempo con esto".

Edward Wilson, el personaje creado por Eric Roth, es un producto de esa época de polarización; se ve a sí mismo como la conciencia de Estados Unidos y defensor de la libertad cuando se enfrenta a la Unión Soviética. Como director de contraespionaje, su trabajo consiste en infiltrarse en las filas de espías enemigos y hacerles creer lo que no es. También se encarga de descubrir el funcionamiento interno del KGB y de lo que sabe acerca de Estados Unidos.

© abc guionistas

08/04/2007 21:08:47