04/01/2011 - 23 usuarios online


Noticias de guion


Entrevista a Humberto Padrón, guionista y director cubano

Humberto Padrón
Humberto Padrón

Humberto Padrón (La Habana, 1967), es un talentoso guionista y director de cine. Se graduó en el Instituto Superior de Arte de Cuba (ISA), en la especialidad de Dirección. Comenzó a distinguirse por su capacidad e ingenio artísticos desde los primeros comienzos de su carrera. Fundamento de ello fueron sus documentales "Y todavía el sueño" y "Los zapaticos me aprietan", por los cuales recibió varios premios importantes en Cuba.

Su primer trabajo de ficción y tesis de graduación fue el mediometraje titulado "Vídeo de Familia", la historia de cómo una familia lucha por mantenerse unida a pesar de los prejuicios sociales y morales. De manera muy singular, simpática e ingeniosa, Humberto Padrón denuncia la intolerancia hacia las diferencias sociales, sexuales e ideológicas. La tesis: que la familia es más importante que estas diferencias.

Esta producción le otorgó más de una docena de premios y reconocimientos a nivel nacional e internacional, situándolo así en un escalafón muy importante como realizador cubano.
En el 2005, realiza el largometraje de ficción "Frutas en el Café", primera producción independiente cubana en más de treinta años. Esta película se mereció el Premio del Público en el Festival de Gibara, 2005.

Hace mucho que no tenemos noticias tuyas, ¿te has alejado del séptimo arte?

No he estado alejado, durante todo este tiempo he trabajado en mis proyectos y en otros en los que participo como guionista y que están en frase de preparación.  

Escribes guiones cinematográficos. ¿Están todos en una gaveta o veremos alguno realizado próximamente?

Espero que sí. Ahora no te puedo adelantar mucho, pero tal vez en dos meses te puedo dar la primicia.

Fue en 1999 cuando realizaste el documental "Los zapaticos me aprietan". ¿Por qué escogiste los zapatos para mostrar las diferentes clases sociales en Cuba?

Porque los zapatos dicen mucho del estado de ánimo de las personas, y de la situación social y económica que vive una sociedad. También identifica a los grupos o clases sociales. En Cuba, en ese momento persistía el período especial, y resultaba una manera muy sugerente de mostrar la realidad sin caer en los tópicos de siempre.

Le sucedieron otros cortos y documentales hasta que llegó el mediometraje "Video de Familia", escrito y dirigido por ti. ¿Esperabas tanta aceptación?

No, no me lo esperaba. Era solo mi tesis de grado y fue una sorpresa la acogida que tuvo. También fue una experiencia muy grata, donde me quedó confirmado que, a la hora de crear, uno debe guiarse por los instintos y la intuición.

"Video de familia" es una historia muy consistente. Yo diría que es un magnifico ejemplo de comunicación social. La información transmitida y entendida es de un impacto social transparente. Después de ocho años, ¿crees que los tabús de las familias cubanas continúan siendo los mismos?

En los últimos tiempos se ha incentivado mucho la tolerancia hacia los gays, se han dejado de usar descalificativos como "gusano" o "vende patria". Ocho años supone una evolución. Pero creo que todavía no es suficiente. Hay que hacer más. En Cuba, siempre tenemos la sensación de que el tiempo no pasa, de que nada cambia.

Las frutas son dulces y el café es amargo. ¿Podemos definir "Frutas en el café" como una película de algún modo controvertida?

No lo sé, éstas definiciones se las dejo a los críticos. Pero sí puedo decir que desde que concebí la idea, pensaba en el contraste de las historias.

¿Por qué?

Porque eran tres personajes de diferentes clases sociales, que se relacionaban a través de una pintura que nunca se ve, bueno se ve una vez, pero nadie todavía me ha podido decir dónde. Y esto provocaba reacciones muy distintas en ellos. Situaciones limitadas, que pueden ser vistas controvertidas en las circunstancias sociales de Cuba en ese momento. Pero eso necesariamente no conduce a que la película se pueda clasificar como controvertida. Aunque a mí no me importaría que lo fuera.

La realización de "Frutas en el café" tiene un espíritu alternativo y fue la primera producción independiente que se realizó en Cuba.

Sí, fue una producción totalmente independiente y me consta que fue la primera. Claro, después aparecieron algunos que dijeron que Tomás Piar, otro realizador cubano, fue el primero que hizo una película independiente en Cuba en los '70 o en los '80, no recuerdo bien. No lo he podido comprobar, ni creo que lo haga, porque en realidad no me importa tanto si fue la primera o la segunda. Pero de cualquier manera habría que definir que se entiende por "producción independiente". En mi caso, usé dinero privado con total libertad creativa, y no hubo participación, ni colaboración, ni prestación de servicios tan siquiera de ninguna institución o productora oficial cubana. No sé si en los años 70 u 80, Tomás tuvo las condiciones para hacerlo de esta manera. Lo cierto es, y esto es una de las cosas que más me congratula, que a partir de ese momento, muchos realizadores cubanos se lanzaron a repetir la experiencia, y hubo un boom de hacer cine independiente. También hay que decir que simultáneamente a mí, Ismael Perdomo, realizador cubano, también preparaba su largometraje independiente. Fue circunstancial que yo haya terminado primero la producción de Frutas...

En el cine de autor, el autor es normalmente identificable o reconocible por algunos rasgos típicos en su obra. ¿Se puede considerar tu obra como tal?

No lo sé. Tengo un juicio autocrítico de mis obras, pero no tengo un juicio objetivo sobre el conjunto de mi obra. Puedo hablarte de otros realizadores, pero no de mí. Tampoco quiero ser consciente de ello, porque tengo miedo que mi ego llegue a conclusiones que lo vayan a subir donde no le corresponde.

Es difícil hacer cine en estos tiempos. ¿Crees que se pueda hacer buen cine con bajo presupuesto?

Sí, lo creo. Hay varios ejemplos de ello. Lo que sucede es que hay historias que no se pueden contar con bajo presupuesto. Y si lo haces, corres el riesgo de tener una película de baja calidad.

¿Algún documental o largometraje entre manos?

Tengo un proyecto de largometraje documental para filmar en Cuba, pero todavía no he conseguido el presupuesto. Espero lograrlo el año próximo, porque los documentales que no se filman en su momento, se pierden para siempre. Sobre todo, los que pretenden abordar determinados aspectos de una realidad que puede cambiar de un momento a otro.

¿Algo que quieras decirle a la gente, a los que conocen tu obra?

Sí, claro. Si alguno quisiera participar financieramente en mis proyectos, que me lo haga saber.

 

 

Por Annia Luisa Puig, para www.canasanta.com

 

 

 

 

 

 

 

02/12/2009 15:12:53