17/07/2013 - 21 usuarios online


Noticias de guion

Alejandro Rath y Julián Morcillo hablan sobre "¿Quién mató a Mariano Ferreyra?"


 

Mezcla de ficción y documental de investigación, la película argentina "¿Quién mató a Mariano Ferreyra?", de Alejandro Rath y Julián Morcillo, protagonizada por el escritor ganador del premio Herralde de Novela Martín Caparrós en el rol de un periodista que investiga la muerte del militante del Partido Obrero mientras participaba de una protesta contra la tercerización ferroviaria, ya ha llegado a las salas. Basada en el libro homónimo de Diego Rojas, sus directores colaboraron en el guion con Alberto Romero. Nuestros compañeros de EscribiendoCine hablaron con los dos primeros:

- ¿Cómo surge la idea de realizar la trasposición del libro de Rojas al cine?
Apenas nos enteramos del asesinato de Mariano comenzamos a hacer un registro de las movilizaciones que reclamaban el esclarecimiento del crimen. Y acompañando ese reclamo hicimos un corto sobre el caso que se proyectó en un festival con Calle 13 y otros artistas en Plaza de Mayo ante más de 60 000 personas. Un mes después salió el libro de Diego Rojas y al leerlo nos pareció que tenía una estructura narrativa que lo hacía adaptable al cine. Así fue que nos pusimos en contacto con él y trabajamos en la presentación de un proyecto al INCAA.

- ¿De qué manera trabajaron la estructura cinematográfica para realizar un documental narrado a partir de una ficción?
La película, al igual que el libro, tiene tres líneas narrativas. Una es una semblanza de Mariano realizada a través de entrevistas a familiares, amigos y compañeros de militancia. Otra es un repaso de los hechos ocurridos el 20 de octubre, y la tercera implicaba un desafío mayor desde el punto de vista de la adaptación porque es una profunda investigación periodística sobre la trama política y económica que está detrás del asesinato de Mariano y que involucra la historia de la privatización del ferrocarril, la enorme pérdida de puestos de trabajo producida, el posterior armado de la tercerización y el papel jugado en ese proceso por la burocracia sindical, las empresas privadas y el Estado. De un primer armado surgía la idea de trabajar la reconstrucción con imágenes alusivas pero no documentales, sino creadas a tal fin, una suerte de suma de sinécdoques de las imágenes de ese ataque apoyadas en una voz en off que las relate. Y por otra parte, crear una suerte de presentador de la información documental de la parte de la investigación. Todo esto cambió cuando supimos que el 20 de octubre lo podíamos reconstruir con más de 180 compañeros de militancia de Mariano, muchos de los cuales estuvieron presentes el día del ataque de la patota de la Unión ferroviaria. Esto empujó a transformar al "presentador" en personaje y terminó modificando todo el guion para contar toda esta historia de una manera más accesible para el espectador. Es un periodista, interpretado por Martín Caparrós, que empieza metiéndose en el caso cuando le piden una nota para la revista en la que trabaja. Pero cuando su propio interés lo lleva a profundizar en la investigación choca contra la línea editorial de la revista y con la presión de su jefe de ViendoMovies (Enrique Piñeyro).

- ¿Se remitieron únicamente al libro o también realizaron una investigación paralela?
El libro fue la gran base de la investigación. Pero en la película se agregaron algunas fuentes. Christian Rath (padre de Alejandro) y autor del libro “Trabajadores, tercerización y burocracia sindical. El Caso Mariano Ferreyra” y Eduardo Belliboni uno de los dirigentes de la movilización del 20 de octubre de 2010.

- ¿Llegaron a conocer a Mariano Ferreyra? Lo pregunto porque los une una cercanía en la militancia.
A Mariano lo vimos en algunas actividades políticas pero no cruzamos palabras. Con quien tenemos una relación, por cercanía generacional, es con el hermano, Pablo.

- ¿Cómo se incorpora Martín Caparrós al proyecto, considerando que no es un actor y que en la película realiza un personaje de ficción y protagónico?
Siempre fue nuestra intención llegar con el estreno de la película antes de la sentencia en el juicio. Eso nos obligó a trabajar muy apretados con los tiempos y eso complica la búsqueda de actores ya que en general tienen la agenda muy complicada. Entonces, como el tema del periodismo es abordado en la película se nos ocurrió que podría llegar a ser un periodista. Armamos una lista de posibilidades y Martín Caparrós era el primero. Conseguimos reunirnos con él a través de Diego Rojas y se mostró sorprendido por la propuesta. Pero esa misma sorpresa se convirtió en interés por el desafío personal que implicaba, además del acuerdo inmediato de la necesidad de la película como denuncia. Y así fue que aceptó y que trabajó muy bien y con compromiso durante todo el rodaje. Creemos que el resultado del experimento es muy bueno.

- ¿Resultó complicado realizar una película de estas características políticas?
Los dos somos miembros del grupo Ojo Obrero y desde hace varios años hacemos películas con contenido político. El desafío esta vez era el de encarar un tema tan complejo y con tantas aristas y a la vez lograr hacerlo con un lenguaje que nos permitiera llegar a gran cantidad de gente que se vio conmovida por este caso y que excede largamente al activismo militante. Es la primera vez que hacemos un largo que incluya tanta ficción.

- ¿Tuvieron problemas con algunos sectores del poder cuando decidieron involucrarse en la realización de la película?
La verdad es que no tuvimos inconvenientes. Finalmente no deja de ser una película. Las presiones políticas y de poder están mucho más presentes en el desarrollo del juicio.

- Parte de la financiación del film se hizo por el sistema "crowdfunding" y que en el caso de ustedes funcionó muy bien. ¿Ven en esto una posibilidad de hacer películas por fuera del sistema?
En general lo que se logra juntar con estos sistemas son montos no muy grandes. Es difícil hacer una película solo con esta vía de financiación. A la vez es todavía algo incipiente y hay que ver cómo se desarrolla. Para nosotros fue muy positivo porque llegamos al objetivo de juntar fondos para difundir la película sobre la base de una gran cantidad de aportistas. Fueron más de 100 personas. Y también en el rodaje, sin crowdfunding, un montón de gente hizo su aporte: donando su trabajo, aportando su casa para filmar, actuando... fue una gran producción colectiva. Sin todos estos aportes desinteresados, movilizados por la causa de Mariano, no hubiese sido posible hacer esta película.

- Había una intencionalidad de parte de ustedes de estrenar la película antes de conocerse la sentencia. Al final lo lograron pero me imagino que no fue fácil como no lo es para la mayoría de las películas argentinas.
Tuvimos que hacer grandes esfuerzos de producción para llegar a estrenar antes de la sentencia. Se hicieron procesos como la elaboración de la banda sonora o el retoque de color en tiempos récord. Pero para nosotros era clave que la película tuviera la posibilidad de intervenir en la realidad. Que fuera un factor de difusión masiva del caso y que aportara a inclinar la balanza de la opinión publica hacia la condena a los asesinos de Mariano. Si bien es difícil que una película sea definitoria en un caso como este si creemos que puede preparar el terreno para la recepción de una sentencia, sea esta favorable o desfavorable.

- ¿Tuvieron negativas de algunas salas para estrenarla?
Fue bastante difícil conseguir salas donde proyectarla. Pero eso es un problema que atraviesa a todo el cine nacional. Las grandes cadenas ni siquiera te atienden. Y a los exhibidores más pequeños tenés que convencerlos de que la película es convocante. La repercusión del caso de Mariano nos permitió llegar a los medios con una mayor facilidad y esa difusión hizo que algunas salas nos abrieran sus puertas. También ayudo el trabajo de Juan Crespo de la distribuidora 3C Films. Y estamos trabajando con No solo en cines para proyectar la película en espacios alternativos.

- ¿Cómo va a ser el esquema de proyecciones?
Por ahora las salas confirmadas son el Cosmos, el Premier, el City General Paz y el Monumental en Capital y el Arteón de Rosario. Para consultar todas las salas y horarios pueden hacerlo en www.filmmarianoferreyra.com

ESCRIBIENDOCINE / Noticine

05/04/2013 21:52:35