11/03/2010 - 17 usuarios online


Noticias de guión

"La casa muda": un guión para un solo plano con cámara de fotos


"La casa muda"

La película uruguaya "La casa muda", de Gustavo Hernández, actualmente en proceso de edición, tiene varias características que la hacen especial dentro del país, América Latina e incluso el cine mundial. Ya que se trata del segundo largometraje jamás grabado con una cámara de fotos (capaz de registrar vídeo digital en Alta Definición) y el primero del género de terror en una sola toma, un plano secuencia de 72 minutos, sin cortes, que requirió una cuidada planificación.

Producida por Gustavo Rojo, "La casa muda" busca un camino diferente al cine que se realiza en Uruguay, internándose en una historia con mucho suspenso, acrecentado por su narración en tiempo real. El estreno está previsto para marzo del 2010 en diferentes festivales y en salas comerciales a partir de la segunda mitad de año venidero.

En estos momentos se está realizando un exhaustivo trabajo de postproducción de sonido, con un equipo altamente profesional, para lograr el mejor trabajo sonoro que acompañe a la excelente fotografía que le impuso el reconocido camarógrafo uruguayo Pedro Luque, quien entre otras tantas cosas se encargó de la fotografía del corto sobre una invasión alienígena "Ataque de pánico", que hizo furor en YouTube y provocó la rápida contratación de su director, Federico Alvarez, por parte de Hollywood.

El guion fue escrito por Oscar Estévez sobre una historia de Gustavo Hernández y Gustavo Rojo, basada en un suceso real que ocurrió en la década del 40, en una vieja casa de campo donde encontraron los cuerpos de dos hombres brutalmente torturados, sin lengua. Inquietantes fotografías fueron la clave para resolver el sangriento crimen.

La película, protagonizada por Florencia Colucci, Abel Tripaldi y Gustavo Alonso, requirió cuatro días de rodaje, en base a un proyecto cuidadosamente planeado y ensayado con los actores, escena a escena. Fue filmada con una cámara de fotos y vídeo SLR digital, el modelo EOS 5D Mark II de Canon, capaz de grabar vídeo en HD (1920 x 1080 pix a 30 imágenes/seg.), que en el mercado tiene un costo de poco más de 2.000 euros, sin objetivo.

Ha sido por tanto el primer film latinoamericano, y el segundo film en el mundo en grabarse con una cámara de fotos. A ello se suma que se usó un único plano secuencia de 72 minutos, sin cortes. Lo que la convierte en la primera película de terror en el mundo en ser realizada con este particular lenguaje narrativo.

© abc guionistas

16/12/2009 20:55:32