20/11/2010 - 16 usuarios online


Noticias de guion


Adrián Caetano estrena por fin "Francia" en la Argentina

Caetano y Oreiro
Caetano y Oreiro

El viaje fue algo largo y por momentos tortuoso. Luego de varias demoras, finalmente llega "Francia" (2009). Natalia Oreiro, Lautaro Delgado, Mónica Ayos, Daniel Valenzuela y el guionista-director Israel Adrián Caetano presentaron el miércoles por la noche el film, que se estrena el próximo jueves 17.

“Fue un proyecto riesgoso desde que empezamos a filmar. Y si se fue posponiendo es porque no es fácil hacer cine en Argentina. Es necesario que se estrene Francia para que ocupe un lugar no polarizado”, justificó el realizador de "Bolivia". El estreno del film coincide con el mes mundialista, usual época de vacas flacas para la industria cinematográfica. “A mí me importa el mundial, pero a Francia no”, disparó.

Para Caetano, el film tiene un “espíritu antropológico”. No fue fácil lograrlo. “Teníamos que conseguir el punto de vista de una chica sin caer en el lugar común de la cámara baja. Para eso fue fundamental el rol de Milagros”, explicó en referencia a la protagonista femenina, Milagros Caetano, su hija. “Fue la cereza del postre porque se sumó sobre el final. Primero convoqué a Lautaro Delgado, y paralelamente Natalia Oreiro leyó el guion y le gustó. Tenía la pareja protagónica, pero me faltaba el punto de vista del chico”, aseguró el director.

El trío compone una familia que hoy pugna por supervivir a las eclosiones emocionales y económicos. Cristina (Oreiro) es la madre, empleada doméstica; Carlos (Delgado) es el padre, metalúrgico; y Mariana (Caetano) es la atribulada primogénita de la pareja, hoy divorciada. La pequeña procura escapar y viajar no terrenalmente, pero sí con la imaginación que le motoriza la música. Así, Caetano deconstruye la realidad y ficción que envuelve a Mariana. “Viajar es ponerse un auricular y sentirse en un mundo diferente. Si hay una salvación es la posibilidad de viajar”, explicó Caetano.

“Lo que más me gustó de Cristina fue la posibilidad de no interpretar sino de ser una mujer sencilla. Y eso me parece muy interesante por que es muy cercano a mí”, aseveró la uruguaya, también protagonista de la inminente Miss Tacuarembó, que se estrenará el 15 de julio. “No decidí dejar la TV, pero no me desvelaba interpretar papeles que pueden hacerlo chicas de 20 años. Tenía ganas de hacer una mujer, y simplemente lo hice. No es difícil correrse de la televisión ni tampoco volver. Voy para donde más cómoda me sienta, lo que me haga feliz en ese momento”, justificó Oreiro. Para ella, no fue fácil trabajar con una menor. “Me daba mucho miedo trabajar con Milagros. Uno no sabe hasta dónde exigirle. Lo que me enseño ella es que el cine es un juego. El papá le dio un apoyo enorme. Sabía hasta donde presionar para que logre lo mejor”.

Para Mónica Ayos, su Mónica es un punto de inflexión para Carlos. Ella es la encargada de hacerlo retornar a su vida. Es una historia muy sólida, mágica. Me emocioné cuando la vi en Mar del Plata”, confesó la actriz. A su vez, Lautaro Delgado reconoce la importancia que implica Mariana para su personaje. “Carlos es rescatado por su hija. Es una persona que si no hubiera tenido esa hija estaría en cualquiera. Lo único que quiere es el bien para ella, que sea feliz. Me gusta la película porque se corre de lo obvio. El personaje está a punto de explotar, pero no lo hace”, explicó. No por menos profundo, el análisis de Daniel Valenzuela careció de certeza. “Me puso contento porque no tuve que hacer de preso ni torturar a nadie”, bromeó el actor.

© EscribiendoCine-abc guionista

10/06/2010 22:00:53