09/12/2013 - 19 usuarios online


Noticias de guion

Hollywood ha perdido en 70% de su cine mudo


"Cleopatra"

Debido al descuido de las instituciones, la negligencia de sus propietarios privados y el deterioro, un tipo de arte casi ha desaparecido en Norteamérica. Se trata del cine mudo y según un estudio realizado por la Biblioteca estadounidense del Congreso, la mayoría de estas películas se han perdido. Y si a esto se le suma que unos setecientos largometrajes en su formato original se hallan en los archivos de otros países, supone que sea algo "alarmante e irrecuperable para nuestro historial cultural", según ha querido informar James Billington, bibliotecario de la Biblioteca del Congreso. Paradójicamente, gracias a iniciativas de países como México o España, algunos títulos se salvaron.

Durante los últimos dos años, una de las bibliotecas más grandes del mundo ha estado investigando sobre el cine mudo de Hollywood. Este miércoles se han conocido los resultados, los cuales concluían que el 70% de estos films se han perdido. Del mismo modo, de los casi 11 000 largometrajes mudos rodados en Estados Unidos entre 1912 y 1930, la encuesta sólo encontró 14% en formato de 35 mm. Mientras que el 11% de las películas, que sobreviven, existen en calidad de versiones extranjeras o formatos de baja calidad.

Y es que durante el auge del Séptimo Arte, el ir al cine se convirtió en la actividad de ocio más popular. Según dicho informe, en los años veinte en Estados Unidos acudían 46 millones de espectadores a la semana, en un país de 116 millones de habitantes. Así pues, "fue una época creativa en la cinematografía e incluyó una vibrante producción de películas y documentales con directores y actores españoles y latinoamericanos", aclaró Steve Leggett, miembro de la Junta Nacional de Preservación del Film, en declaraciones recogidas por AP.

Sin embargo, según describió el historiador y archivista David Pierce a la agencia estadounidense, "la vulnerabilidad de las películas con material de nitrato al fuego y al deterioro han contribuido a las pérdidas, además de la práctica del sector de descuidar o destruir los positivos y negativos. De tal modo que, entre los largometrajes mudos perdidos, considerados de los más relevantes, se hallan "Cleopatra", de 1917; "El gran Gatsby", de 1926; "La casa del horror / London After Midnight", de 1927 y protagonizada por Lon Chaney, y " Alta traición / The Patriot", de 1928.

Aunque todavía hay archivos norteamericanos como el propio de la Biblioteca del Congreso o el del Museo de Arte Moderno de Nueva York que, desde hace años, han conservado films únicamente visuales y protagonizados por estrellas como Buster Keaton, Charlie Chaplin y Mary Pickford, "paradójicamente, numerosas producciones estadounidenses que se han perdido en este país sobreviven en los archivos de España o de Argentina y otros países. Esto es porque se enviaron copias para la exhibición en el exterior, y era muy caro remitirlas de vuelta, de modo que allá quedaron. Estados Unidos está muy agradecido a esos otros países que, en un esfuerzo costoso, han preservado las películas y quisiéramos ampliar un proyecto para la repatriación de esos materiales", declaró Leggett, quien encargó el estudio.

Así por ejemplo, en México se han preservado seis películas mudas norteamericanas de los años veinte ("For The Honor Of Old Glory; Or, The Stars And Stripes In Mexico", de 1914; "Barbarous Mexico", de 1913; "Following The Flag In Mexico", de 1916, y con título en español "El Robin Hood De México", de 1928), mientras que en Madrid se han identificado una docena de ellas, entre las cuales se puede destacar: "The Bait", de 1916; "Danger", de 1928; "Good Night, Paul", de 1918; y "No Woman Knows", de 1921.

Es por ello que, Estados Unidos está buscando este tipo de cintas, en su formato original, dentro de las colecciones privadas o archivos extranjeros, con el fin de identificar todos los ejemplares que puedan salvarse, ya que en las bóvedas de grandes estudios del país, como Paramount Pictures y Metro-Goldwyn-Mayer (MGM), no hay mucho donde encontrar. Y es que el cine mudo "es un estilo de narración perdido y las mejores películas del género tienen tanta influencia sobre el público hoy que cuando las estrenaron. Cuando se elimina el diálogo de una narración, es un gran reto para los creadores poder contar la historia de manera completamente visual. Y es esa limitación, me parece, lo que hace esas películas tan efectivas", señaló el historiador Pierce.

abcguionistas

05/12/2013 22:44:42