15/09/2014


Noticias de guion

Las recetas de J.P. Morgan para potenciar la industria del cine español

Shaheen
Shaheen

Ofertas y desgravaciones para las filmaciones internacionales, producir animación y productos con guiones e historias más exportables, es lo que propone David Shaheen, uno de los responsables de la división cinematográfica del banco J.P. Morgan, que esta semana dictó una clase magistral en Madrid, para potenciar la industria audiovisual española, aunque sus recetas, asegura, podrían trasladarse a cualquier país.

Shaheen es uno de los encargados de analizar los nuevos proyectos cinematográficos que solicitan apoyo financiero a J.P. Morgan y, así, convertirlos en viables. Según su filosofía, si una entidad bancaria aporta dinero a una producción es porque el Séptimo Arte puede ser un negocio rentable. Con esta visión, ha respaldado proyectos de Lionsgate o Legendary Pictures y ha elaborado varios estudios de mercado para conseguir que la cinematografía de cualquier país sea competitiva.

Comenzando con las deducciones fiscales, introdujo sus claves a partir de la necesidad de facilitar las producciones dentro del país. "Un territorio como España es perfecto para que se convierta en un plató para el mundo", dijo Shaheen al recordar que Almería era la principal localización para películas western del mundo y que ahora ha perdido prestigio por unas deducciones fiscales que resultan ridículas al lado de las de Alemania o Italia, que ofrecen unos descuentos de hasta el 40%. Poco a poco, los rodajes se vuelven a acercar al interior de la península -el caso más reciente es la confirmación de España como localización para recrear el reino de Dorne en la serie de televisión "Juego de tronos / Game of Thrones"- pero sigue siendo algo de carácter excepcional.

Según afirma el experto de la entidad financiera, citado por ElConfidencial, "los productores son oportunistas e irán donde mejores deducciones fiscales le ofrezcan. Si eso le sumamos el bajo coste de vida que tiene actualmente el país se conseguiría un ahorro en los costes de rodaje a la vez que ese dinero se revierte positivamente en la economía española".

Este es el principal motivo por el que la esperadisima nueva entrega de "Star Wars" se ha movido hasta Abu Dhabi para rodar las escenas del mítico planeta Tatooine -una reducción del 30% de descuento frente al gasto total.

También quiso hacer hincapié en la necesidad de explotación del cine de animación, que tiene una gran capacidad de comercio en todo el mundo. Curiosamente, España es uno de los mayores exportadores de dibujantes del mundo pero uno de los menos valorados en su creación interna. Pocos ejemplos -tan sólo destacables son los casos de "Planet 51", "Las aventuras de Tadeo Jones" y la nueva entrega de "Mortadelo y Filemón"- pueden competir en cuestiones técnicas contra los magnates del cine de dibujos mundial, Pixar y Dreamworks, que han conseguido crear su propia marca artística. Sin embargo, Shaheen ha querido dejar constancia en la necesidad de revitalizar este género ya que "los films de animación se venden mundialmente, son un éxito en plataformas de pago, en Video on Demand, venden merchandising, se compra el DVD; eso no pasa necesariamente con las películas de acción real".

Para terminar, el ejecutivo también nombró la necesidad de crear proyectos exportables al resto del planeta y no dejarlos morir dentro de las fronteras. "La llave para el éxito está en la distribución global. Muchos proyectos consiguen recuperar el dinero invertido con las ventas internacionales". Esta necesidad nace de la dificultad que acarrea conseguir financiación para una película que tan sólo verá la luz ante el público de un único país, ya que existen pocas posibilidades de que alguna entidad externa a ese territorio esté interesada en poner capital para llevarlo adelante. Es el caso de "Lo imposible" o "Los otros", cintas que nacen con la intención de ser exportadas y que han supuesto una inyección positiva a las cifras del cine español. En este último apartado juega un gran papel la posibilidad de coproducción. España ha colaborado con América Latina durante mucho tiempo para llevar a cabo diferentes proyectos, lo cual garantiza el estreno en al menos dos países.

Pero no sólo eso, el apoyo de dos instituciones hace aumentar la posibilidad de cruzar las fronteras. España se está sumando últimamente a esta forma de creación. Con cintas como "Enemy", "Luces Rojas / Red Lights", "Vicky, Cristina, Barcelona" o "Mamá", las producciones españolas han conseguido colarse en las salas del siempre difícil mercado americano y, muchas veces, han liderado la taquilla durante las primeras semanas de su estreno tanto en España como fuera de ella.

23/05/2014 21:26:46