15/07/2013 - 39 usuarios online


Noticias de guion

Polanski provoca más que su película en el cierre de la competición de Cannes

Polanski, Seigner y Amalric
Polanski, Seigner y Amalric

Roman Polanski sigue siendo, con casi 80 años (los cumplirá en agosto) un "enfant terrible", en el sentido no sólo metafórico, sino propio. Dotado de una mala uva considerable -más vale no plantearle una pregunta incómoda o lo que él interprete como tal-, el franco-polaco ha cerrado este sábado la competencia del 66 Festival de Cannes con unos comentarios que han hecho correr más tinta que su propia película, " La Vénus à la fourrure" ("La venus de las pieles", basada en una obra teatral de Broadway que fue en su día candidata al Tony. Junto a ésta, se proyectó la película de vampiros firmada por Jim Jarmusch "Only lovers left alive". Ninguna de las dos parecen tener claras opciones a premio en el palmarés.

David Ives, el autor de la obra original, "Venus in fur", fue el que la adaptó para Polanski, ambos de acuerdo en no quitarle un ápice de su origen. De hecho, tanto la obra original como la película se desarrollan en el escenario de un teatro, en el que el director de la obra, tras una agotadora jornada de "casting" en la que no ha encontrado a su protagonista, se topa con una mujer bastante segura de sí misma y con un toque vulgar que se empeña en que le haga a ella también una prueba para el papel, usando todo su espíritu seductor.

Por mucho que Polanski haya insistido en rueda de prensa en que su película y su protagonista masculino no tienen nada que ver con él, es inevitable pensar en los muchos paralelismos del film con su realidad. No en vano la protagonista es su propia mujer, Emmanuelle Seigner, y el otro (único) personaje, el director de teatro, es interpretado por Mathieu Amalric, el actor francés que hace doblete este año en Cannes, al estar en una segunda cinta en competencia, "Jimmy P.", con un pelo largo y un rostro que no dista mucho del de Polanski "himself".

Sin embargo, no ha sido este detalle el que más protagonismo adquirió en el encuentro con los periodistas, sino los comentarios del cineasta otrora apátrida, prófugo de la Justicia estadounidense por la violación de una adolescente de 13 años, Samantha Geimer, hace más de tres décadas en la casa de Jack Nicholson en Hollywood. Hace casi cuatro años Polanski fue detenido en Suiza a petición de un tribunal estadounidense, aunque resultó finalmente liberado al rechazar la Justicia helvética el reclamo de extradición.

El también autor de "La semilla del diablo / El bebé de Rosemary" y "El piano" comentó en rueda de prensa este sábado que "la pildora anticonceptiva ha masculinizado a las mujeres, y hay otros elementos que alejan el romance de nuestras vidas, es una verdadera pena. Regalar flores a un mujer se haya convertido en algo indecente". Aparte de estas "perlas", Polanski explicó que eligió este proyecto (cuando ya estaba trabajando en otro, "D.", sobre el proceso a Dreyfuss) porque "había estado buscando la oportunidad por largo tiempo de hacer una película con Emmanuelle", y aseguró que aunque sigue pensando que "Igualar los géneros (sexos) es totalmente idiota", él no se considera "machista". Ello no evitó que bromeara con su esposa (se casaron cuando ella tenía 18 años y él 56), y dijera después de una breve respuesta de ella a la pregunta de un periodista: "Cuenta algo más, que van a pensar que eres una rubia tonta".

"La venus de las pieles", que juega con el juego de la dominación en las relaciones entre hombres y mujeres y los cambios de roles, tiene momentos divertidos pero no deja de ser teatro filmado, algo que su director asegura intentó evitar pero visiblemente no ha conseguido.

Por su parte, el realizador estadounidense Jim Jarmusch, admitido a última hora en la competencia por la Palma de Oro, días después de que la selección fuera anunciada oficialmente, ha tenido que recurrir a productores europeos (de Gran Bretaña y Alemania) para financiar la melancólica, irónica y lenta película de vampiros "Only lovers left alive" (Sólo los amantes quedan vivos), en la que brillan sus principales intérpretes, Tilda Swinton y Tom Hiddleston, quienes interpretan a sendos vampiros que llevan siglos siendo pareja aunque viven en dos lugares diferentes, Detroit y Tánger, y se ven de vez en cuando.

Salvo sorpresas, no hay visos de que Polanski o Jarmusch vayan a cambiar los pronósticos. El jurado, presidido por Steven Spielberg y con miembros de la élite de Hollywood como Ang Lee o Nicole Kidman, pero también con figuras de un cine más independiente y autoral como Naomi Kawase o Cristian Mungiu, permanece acantonado en el tradicional cónclave de la Villa Domergue, a las afueras de Cannes, para consensuar un palmarés en el que deberían estar la romántica cinta lésbica francesa de Kechiche "La Vie d’Adèle", la japonesa de Kore-eda "Soshite chichi ni naru", la italo-francesa de Sorrentino "La grande bellezza", la estadounidense de los Coen "Inside LLewyn Davis", y la francesa de Farhadi "Le passé".

Pocas son las apuestas para la única representante hispana, la mexicana de Amat Escalante "Heli", aunque sí figuran en las quinielas como posibles ganadores del premio de interpretación masculina el guatemalteco Oscar Isaac ("Inside LLewyn Davis") y en menor medida el boricua Benicio del Toro ("Jimmy P."). Los resultados los conoceremos en la gala que comenzará a las 7 de la tarde (hora local) en el Palacio de los Festivales.

abcguionistas

27/05/2013 16:39:44