28/01/2014


Noticias de guion

Todos los sabores del 61 Festival Internacional de Cine de San Sebastián


 

El más importante festival de cine del área cultural iberoamericana se prepara a abrir sus puertas este viernes. A pesar de una poco original competencia oficial, devota de Toronto y sin apenas estrenos mundiales, son los apartados paralelos la parte más suculenta de un festín de cine que hasta el próximo día 28 ofrecerá numerosos placeres, especialmente a quienes disfruten de ellos in situ. He aquí una parte de este menú sensorial:

Lo más dulce:

- La posibilidad de descubrir nuevos talentos en el apartado de Nuevos Directores, con un premio muy suculento para el título ganador, 50 000 euros. Aquí sí hay estrenos mundiales, pero al tratarse de operas primas, es muy difícil recomendar o apostar por títulos determinados.

- Los premios Donostia, que tras el atracón del año pasado vuelven a su esquema tradicional de dos agraciados: uno de Hollywood (aunque Hugh Jackman sea australiano) y otro europeo, la española Carmen Maura. Cada uno viene con nueva película, especialmente recomendable la de la actriz madrileña, "Las brujas de Zugarramurdi", una tan desmadrada como divertida pugna entre misóginia y matriarcado.

- El ciclo de Cine y Gastronomía (Culinary Zinema), donde el placer de ver cine se combina con unos menús elaborados por reconocidos chefs e inspirados por los títulos seleccionados, que van de la cocina oriental a la mexicana, pasando por la local y europea. No están al alcance de todo el mundo, pero al menos uno por darse un homenaje...

- La posibilidad de ver algunos de los títulos más aplaudidos del año, en la sección Perlas. "Gravedad / Gravity", de Alfonso Cuarón, y las películas de Terry Gilliam, François Ozon, Hayao Miyazaki, Richard Curtis o Hirokazu Kore-eda son las que más interés han despertado.

- Alguna curiosidad interesante, como la doble presencia de Oliver Stone con su serie televisiva sobre los trapos sucios del imperio americano y su última edición de "Alexander".

- El estreno internacional de "Metegol / Futbolín" (se informó que podía ir a Toronto pero finalmente se llevó San Sebastián este honor) y el mundial de la nueva película de Jean-Pierre Jeunet, "The Young and Prodigious T.S. Spivet", respectivamente títulos de apertura y clausura del festival y ambas en 3D.

Lo más bien amargo:

- La renuncia a plantear en su apartado oficial a concurso algo diferente a Toronto. Este año se ha llegado a la insólita cifra de 10 de 13 títulos que antes de venir a San Sebastián tuvieron su estreno mundial en otro certamen, el canadiense, algo que ni Berlín, ni Venecia, ni Sundance ni mucho menos Cannes admitirían. Competir puede que sea imposible, pero buscar otro tipo de alternativa ayudaría a un mayor interés de la prensa internacional, que no encuentra novedades importantes.

- Tampoco brilla la originalidad en la presencia española y latinoamericana, con una gran mayoría de títulos ya vistos en otros festivales. Si alguien pensó que el certamen donostiarra apostaba por erigirse como escaparate de lo nuevo hispano, más vale que se olvide.

- Demasiadas secciones, subsecciones, apartados profesionales, minoritarios, que recuerdan el dicho de "quien mucho abarca poco aprieta". Sobra tanta diversidad de oferta cuando a la vez se reducen títulos en el apartado oficial y se mantiene una jornada menos respecto del pasado, mientras se despilfarra en cuestiones de muy escasa trascendencia y rentabilidad mediática.

abcguionistas

19/09/2013 21:52:15